lunes, 14 de diciembre de 2009

The Music in 2010...



El año acaba casi, en medio de todas las listas inimaginables de lo 'mejor de' de las que en general todos somos algo fans, mirando lo que nos espera en el 2010 voy a hacer una serie de pronósticos, algunos tienen una base más fundada que otros que sólo son impresiones, pero todo ello sirve para imaginar un futuro posible en la música indie y no indie de los meses que vienen.

2009 es un año que quedará marcado para siempre por la crisis económica pero también por la ya imparable crisis del negocio musical en lo que a CDs se refiere. El mercado ha cambiado, ahora los ingresos vienen más de los conciertos y esto ha acabado por beneficiar a los artistas pero por perjudicar a las discográficas, hay quien ve en ello una ventaja y otros que sostienen que sin industria no puede haber artistas, es interesante pero quizás la solución está en un punto intermedio, ventas digitales, y ediciones físicas mucho más conseguidas además de más conciertos. Probablemente, y no hace falta ser vidente para decirlo, las ventas seguirán disminuyendo al tiempo que las listas de éxitos pasarán a ser más un barómetro de canciones y de popularidad que una muestra real de ventas tal y como solían ser antes, especialmente en Europa. La década ha acabado sin un referente claro, esa es otra de las cosas que no surgirán en este año, no volverá a haber otro Michael Jackson o Madonna, sencillamente porque los tiempos han cambiado y todo se consume de forma mucho más rápida en el mainstream, los éxitos son cambiantes y de artistas que cambian. Ayer era la invencible Rihanna, y hoy es LadyGaga. En el espectro indie todo perdura más aunque seguirán sucediéndose los hypes que parece que van a ser lo más y luego se quedan en menos, este año tendremos a Marina and The Diamonds y a Ellie Goulding preparadas para dejar atrás a Florence + The Machine y a La Roux. Vampire Weekend tendrá que superar su boom de 2008. Regresando al panorama más comercial, Nelly Furtado y Justin Timberlake tendrán que demostrar que Timbaland no es ya una máquina cansina y oxidada, y Christina Aguilera tendrá que hacer valer la extensa nómina de productores indies que ha fichado para su nuevo disco.

El 2009 ha demostrado que ya nada es seguro, ni Shakira, ni Leona Lewis, ni Mariah Carey, ni Rihanna han podido revalidar el éxito de anteriores discos y eso que se han rodeado de prácticamente los mismos productores. Por el contrario alguien con un disco tan malo como el de Susan Boyle ha barrido con todo, lo cual debería despertar las alarmas. En España aún es peor, no tiene éxito la escocesa pero soportamos las reediciones infinitas de El Canto del Loco, a Carlos Baute y el resto de artistas latinos. La Casa Azul parece que tendrá nuevo disco, al tiempo que se espera la vuelta de Los Planetas y el debut de Papa Topo. El mercado musical en España seguirá en niveles mínimos, por esa cultura de que 'la música no vale nada', será un mercado con unas ventas ínfimas y que cada vez influirá menos en los artistas internacionales que prescindirán de nuestro país para hacer grandes promociones. La ausencia en Madrid de salas de madio-gran tamaño seguirá penalizándola en favor de la mucho mejor equipada Barcelona.

¿Quién será el nuevo Animal Collective? ¿y los nuevos The XX? Veremos.

No hay comentarios: