miércoles, 31 de marzo de 2010

Christina Aguilera - Not myself Tonight


Después de tener a sus seguidores casi desesperados y pensando que Christina Aguilera era la que estaba detrás de los vídeos de IamWhoIam, por fin y tras innumerables retrasos ya conocemos como suena el single 'Not myself Tonight' que a decir verdad parece más bien algo de andar por casa antes que el trallazo que todo el mundo esperaba. En un mundo donde LadyGaga ha conseguido ser la estrella del pop, donde Beyoncé es la artista y donde Madonna vive una lenta pero imparable agonía, Christina Aguilera es esa voz que siempre anda subida en las notas, y que se supone que es la cantante. Este single es bastante decente pero después de oír hablar de productores que apuntaban a un toque indie en el disco, parece algo decepcionante. Tiene eso sí toques que lo hacen más llevadero como ese 'Auhhhhhhhh' del inicio o los ritmos tribales finales, además de un ritmo que se acaba convirtiendo en más adictivo de lo que parece. Está por ver si esto engancha al público americano y británico, que supongo es el objetivo. Ahora quedan los meses de promoción, el vídeo y ver la reacción en América un público tradicionalmente proclive a ella. Espero que la elección de este single algo obvio sea por puras razones de necesidad comercial pero que en Bionic haya algo más que este tipo de cosas tan 'innovadoras'. 6,5/10

lunes, 29 de marzo de 2010

Delafé y las flores azules: Vs. Las trompetas de la muerte

Reconvertidos en Delafé y las flores azules después de que uno de los fundadores del grupo Marc Barrachina dejara el grupo, han editado un nuevo álbum de nombre kilómetro y con cierto aire oscuro que la verdad no se lleva muy bien con la cantidad de buen rollo que en general irradian las canciones. Es un disco que podrá asustar a los más indies porque toma un poco de allá y de acá, por un lado la suave voz de Helena Miquel que es quizá de lo mejor y que recuerda en muchos momentos a la calidez que también tiene La Bien Querida, cuanto más aparece mejor es la canción, por ejemplo en la bonita 'Hoy' que sirve para empezar el disco y que es un tema suave, con unos arreglos cuidados y que se aleja de lo más facilón. El momento más intimista se desvanece con 'Río por no llorar' donde empiezan a sonar las trompetas características del grupo y Oscar Daniello es más protagonista, no es una letra especial pero al menos tiene esa cualidad de ponerte de buen humor, que no es poco, además de tener un cambio melódico donde Helena nos da un cierto momento chill out. '1984' sirve para reírse del verano (Me doy un paseo/ of course en chancletas/Esta es la canción del verano de 1984), y es sin duda una buena candidata para serlo en 2010, antes esto que cualquier horror latino que nos meterán gracias a los40 y los politonos.

No es probable que quienes criticaran al grupo antes vayan ahora a creer que esto es mejor, pero no se puede negar lo agradable que resultan canciones como 'Como Loco' donde la producción es más intimista, los ritmos son algo más electrónicos y la voz de Helena lleva el protagonismo. 'La Primavera' tampoco está mal y consigue evocar bastante bien lo que apetece escuchar cuando estás tumbado en un parque rodeado de flores, 'Espíritu Santo' que es el actual single es de lo más buen rollista aunque a mi me ha recordado un poco a Macaco, eso sí no por ello deja de ser menos adictivo. Quizás parece mejor la versión downtempo que aparece al final del disco 'El espíritu loco de la teniente bailadora'. Delafé parecen muy cómodos con su alegría y con sus miles de caras felices pero en realidad y sin desmerecer esos temas son mejores cuando combinan esas atmósferas optimistas con cierta melancolía y matizan más la abrumadora, a veces, producción.

Más allá de la alergia que provocará Delafé y las flores azules Vs. Las trompetas de la muerte a los más puristas y críticos con las radiofórmulas españolas, lo cierto es que si el nivel mínimo de nuestra música mainstream fuera este por lo menos se podría poner la radio sin el riesgo de que los tímpanos estallasen. No sé si es por el sol que entra por mi venta mientras veo a un Teide aún nevado, no sé si son los colores saturados verdes que veo, las flores, no sé si es que el buen rollo me ha invadido, pero esté es un buen disco, del mismo modo que una comedia romántica puede serlo, porque basta ya de tanto mundo pretencioso. 8/10

De todo lo inesperado y lo esperado.



A menudo estamos tan concentrados en establecer barreras automáticas que todos nuestros mecanismos están perfectamente engrasados para neutralizar los tropiezos en las relaciones humanas. Una decepción aparece ya muchas veces como algo esperado, sin embargo en esa realidad escéptica que vive disfrazada de realismo puro, no hay nada que descoloque más que lo inesperado. Lo esperado aunque alimente más el escepticismo al que es fácil venderse tiene una certeza y un punto de control que se esfuma cuando te descolocan, y sacuden tu mundo. Como en un terremoto, mucho se queda igual pero otras tantas cosas se mueven, las estructuras pueden dañarse, en este caso nuestros pensamientos pueden entremezclarse, acabar rompiendo la configuración preestablecida y fluir. Lo que ocurre es que todas las alertas empezarán a sonar cuando nos empeñemos en ser un fluido, el miedo querrá que nosotros mismos boicoteemos lo que nos hace tambalearnos, y todas esas reticencias serán amplificadas, porque a lo que tenemos miedo es a que cuando somos más dos que uno, no controlamos una buena parte de lo que ocurre y una parte de nuestra mente dependerá también de otra externa. La única certeza es la ausencia de ella, pero en ella está el mismo sentido de lo inesperado.

jueves, 25 de marzo de 2010

Gabriella Cilmi - Ten

Gabriella Cilmi sorprendió con su debut Lessons to be Learned que arrasó en los ARIA australianos y la convirtió en una estrella en su país. En UK su éxito fue más moderado y hasta en nuestro país y gracias a la publicidad llegaron los ecos de Sweet About me. El tiempo ha pasado y el nuevo sonido de Gabriella Cilmi poco tiene que ver con aquel soul por momentos suaves y con pequeños guiños más electrónicos. Ten es un disco de pop en toda regla que mantiene a Xenomania, pero añade a Greg Kurstin (habitual de Lily Allen) y a Dallas Austin. Con esa nómina de productores lo menos que podemos esperarnos es un par de trallazos y el deseo de que el disco sea lo que se espera y no acabe siendo la enésima promesa fracasada como ocurrió con el proyecto en solitario de Rachel Stevens.

On a mission que abre el disco y en cuyo vídeo Cilmi hace un homenaje a Barbarella, es un comienzo casi perfecto pero que no se vuelve a repetir en el álbum. What If you knew es una canción que bebe tanto de los ochenta como de los noventa y tiene todos los ingredientes para ser un hit, sintetizadores, y buena producción. Hearts don't lie suena algo más retro y no alcanza el nivel de otros intentos, por momentos parece sacada de un disco de hace unos años. Love Me Cos You Want to, es un temazo y una muestra de lo que se espera de este disco, recodará a los mejores momentos de Kylie Minogue. Las baladas son quizás los peores momentos del disco, la edulcorada Defender recuerda más a Sclub 7 que lo que cabría esperar de una nueva diva del pop. Por suerte el disco se levanta rápido con Robots con una deliciosa producción que incluso nos hará recordar a Steps. Superhot es otro de los trallazos del álbum. Invisible girl o Boys contentarán a los que buscan hits instantáneos, Let Me Know es un tema casi de transición que hubiera encajado en su debut y que se encuentra algo perdido en la mitad de Ten. Y de regalo una nueva versión de Sweet about me adaptada al nuevo sonido cilmi.

Ten es un disco más que notable que servirá para que los amantes del pop pongan ya fin al reinado de Gagas y Beyonces, ninguna de las dos ha sido capaz de hacer un disco tan repleto de hits y tan disfrutable. 8,5/10

miércoles, 24 de marzo de 2010

Goldfrapp - Head First

Goldfrapp no parece estar empezando con buen pie su vuelta al electropop ochentero, algunas tibias críticas y el desdén de algunos medios españoles que ya hablan del peor disco del grupo, la realidad es que con este disco vuelven a estar en plena forma y hacen un disco más que bueno y que se escucha con ganas de principio a fin. No es extraño que con la saturación de la vuelta a los años ochenta del año pasado y con la vuelta casi mainstream del movimiento algunos visionarios ciegos de cierta web vayan a ponerlo mal. La verdad es que Goldfrapp lleva abriendo las puertas para otros artistas desde que debutaran en el 2000 con Felt Mountain, y desde que en 2005 publicaran aquel trallazo de electropop futurista que fue Supernatural. Alison y Will suenan aún hoy más modernos de lo que jamás podría soñar La Roux. Es verdad que ellos mismos renegaron del pop de los 80's y dijeron sentirse más cómodos con el sonido folk de Seventh Tree, pero también es cierto que las ventas no acompañaron y que ahora a pesar de haber anunciado ese divorcio con su sonido anterior dicen que los 80's son como esa chica de clase que te irrita pero que al mismo tiempo te gusta. Oportunismo o no, el disco funciona.

En este álbum vuelven los estribillos y las melodías, Rocket es un punto de partida perfecta para volver a engancharnos con el sonido clásico de Goldfrapp, y debería tener garantizado un top10, que no parece seguro debido al poco airplay que ha tenido la canción en la radio. Believer es quizás la mejor canción que encontraremos en el disco, con un sabor absolutamente irresistible a los 80, con un vodecoder que acaba explotando y cierta reminiscencia a ABBA. Alive aunque es menos redondo tiene un estribillo y un ritmo completamente adictivo. Dreaming deja tanta luminosidad para ser algo más oscuro y no parece lejano en algunos momentos a una canción de Depeche Mode. Hunt tiene ese toque más oscuro de algunos de sus temas y acaba por envolverte en una atmósfera algo hipnótica. Shiny and Warm recordará podría haber encajado perfectamente en Supernatural. Voicething cierra un disco de apenas 38 minutos que mantiene el nivel en cada una de las canciones.

Algunos verán en Head First un paso atrás basado en la moda, pero lo cierto es que este es un buen disco que abre la temporada de primavera y ya casi nos incita a ponernos el pantalón corto y las chanclas y trasladarnos al verano. 8/10

martes, 23 de marzo de 2010

Julieta Venegas - Otra Cosa

Otra cosa, no es otra cosa, el disco que se editó el martes 16, es otro conjunto de canciones casi perfectas, consistentes y que vuelven a crear ese clima de sencillez tan característico de ella, completado con buenas letras. Pese a que Julieta dice que el disco suena más casero y que fue grabado en su casa, el álbum no se resiente en la producción y es el disco más fresco e inmediato que ha editado hasta la fecha. Bien o mal es una de las canciones más bonitas de los últimos meses, imposible quitársela de la cabeza. Amores platónicos que abre el disco, te envuelve de forma más calmada en esa instrumentación suave, alegre y triste en el fondo del mundo colorista de Julieta Venegas. Esos amores que no se pueden conseguir y que al final resultan más fáciles de tener, pueden volar tanto como queramos en nuestra imaginación. Despedida tiene una de esas frases que podría ser un himno cada vez que nos toca decirle adiós a una persona ‘es tan bueno despedirnos como habernos conocido, es tan bueno aceptar la derrota como fue luchar’, otra de esas muestras de que lo dulce de Julieta está en sus melodías pero no tanto en esos sentimientos universales que transmite. Otro single claro es Revolución, una canción preciosa, melódica y con coros en donde si se aprecia ese toque casero del disco, y en donde pide que le digamos sí nos hace suspirar, si nos ha causado una revolución, un hit claro. Otra cosa que da título al disco mantiene el ritmo en un disco que no decae en ningún momento. En Original reivindica la exclusividad de los sentimientos en una relación, con un estribillo más que eficaz. En Un lugar con cierto toque más ranchero y tradicional busca un lugar para empezar algo nuevo. Eterno despide el disco con un aire absolutamente festivo.

Julieta Venegas consigue en suma 36 minutos de buen pop, brillante, melódico y apto para que casi todos disfruten y se identifiquen con unas letras especialmente hábiles. 8,5/10

lunes, 22 de marzo de 2010

Julieta es Otra Cosa.

En un mundo latino relleno de malas melodías y con tendencia al aburrimiento, Julieta es algo muy diferente.

Julieta Venegas es una de esas artistas transversales, que ocupan un espectro que casi ningún otro artista latino es capaz de igualar. Dentro del mundo latino todo está aún más sectorizado que en otros estilos. Los cursis con tendencia a sobredosis de azúcar pueden encontrar en Carlos Baute y su ausencia de melodías buenas el complemento perfecto para sumergirse en el drama del amor. Aquellos con cierto toque indie pero que disfrutan del pop comercial podrán ver en Miranda! un buen complemento para la banda sonara de sus días. Paulina Rubio servirá para las más petardas del lugar…y así desde un mundo enorme que va de Amaia Montero a Los Planetas o La Bien Querida. Parece difícil encontrar un punto de encuentro entre una persona que disfrute con un pop muy convencional y manido y otra que esté empeñada en alejarse de la comercialidad, Y ahí es donde no resulta extraño encontrarse con los que escuchan a Julieta Venegas, capaz de una versatilidad enorme, desde el pop más melódico hasta ciertos coqueteos con el reguetón.

No siempre Julieta ha sido así, hubo un tiempo en donde parecía condenada a ciertos circuitos mucho más alternativos. Con una hermana gemela que aparece en el vídeo de Bien o mal y nacida en San Diego, Julieta Venegas fue una de esas niñas a la que sus padres intentan estimular artísticamente. Entre sus numerosas actividades, no cuesta imaginarla como una niña sonriente con sus libros e instrumentos a cuestas, pasó por clases de piano clásico, violonchelo y ballet. Y esa formación se nota mucho en la facilidad que tiene para creas melodías instantáneas que se echan en falta en la mayoría de los discos en español mucho menos trabajados y sin esa sencillez que se hace difícil de conseguir. Hace ya mucho tiempo ,en el 96 Julieta fichaba por BMG, y publicaba finalmente el que sería su primer disco Aquí, que en nuestro país no tuvo una gran repercusión. Aunque en un momento donde el pop femenino parecía que iba a comerse el mundo, consiguió colocar el single De mis pasos con éxito. Su nombre empezó a hacerse más conocido, apareció en el vídeo Infinito de Bunbury y se encargó de poner música a Amores Perros. Fue el inicio de un despegue progresivo.

Buenvinvento que ya contaba con la producción de Gustavo Santaolalla y Joe Chicarelli, fue editado en el 2000, un momento en el que la música mexicana también asistía a otro debut el de Natalia Lafourcade. En este caso su disco si tuvo algún intento mayor de promoción pero tampoco acabó de cuajar. , con ese título tan rotundo sería el disco que la haría extremadamente popular. Vestida de novia con una portada rosa y un conjunto de melodías fáciles repletas de pequeñas grandes verdades consiguió conquistar a casi todo el mundo hispano. Los singles no pararon de llegar desde Andar conmigo, Lento, Algo está cambiando…En esta nueva etapa estrenaba la producción de Cachorro López que se iría repitiendo.

Limón y Sal era su último disco de estudio hasta el pasado marzo. Y con él llegó su mayor éxito en España, Me voy no paró de escucharse durante meses en las principales radios del país, acompañado de un colorista y divertido vídeo. Incluso en algunos momentos provocó cierto hartazgo y fue el paso definidito de Venegas al espectro más comercial. Todo este boom se vio confirmado con los sucesivos singles, Limón y Sal, Eres para mí y Primer día. Después una alarga travesía larguísima en el mundo del pop, cuatro años, sólo acortada por la edición de un Mtv Unplugged.

Antes de publicar Otra cosa Julieta explicaba en su blog ‘Tanto la composición como los arreglos los empecé a armar en mi casa, componiendo en el piano, y luego subiendo al cuarto de música que tengo, donde empecé a grabar con la idea de probar cosas, muchas de esas cosas acabaron quedando en el disco, cosa que me encanta, porque resultó algo muy casero, no pensado en la presión del estudio, sino en la tranquilidad de mi casa. No es que tenga un gran estudio, tengo que aclarar, solo un pro tools básico, y muchos instrumentos, esta vez entraron muchos cavaquinhos, percusiones, sintetizadores, acordeón con muchos efectos, cajas de ritmos, en fin, el desarrollo de las ideas fue algo que hice en la soledad, y olvidándome a veces de que estaba preparando un disco. Llegué a componer unas 40 canciones, entre las que hice en mi casa, y después en Buenos Aires, en donde me junté a componer con Ale Sergi (Miranda!), Adrián Dargelos (Babasónicos).... Tenía ganas de escribir con otra gente, después de estar en mi casa un tiempo, era refrescante ver qué podía surgir de sentarme con amigos, tanto Ale como Adrián son muy amigos y tenemos tiempo queriendo hacer cosas juntos, y ahora se dio." Una declaración de intenciones y de como surgió el sonido del disco que luego se ha trasladado al resultado final.

sábado, 20 de marzo de 2010

ENTREVISTA a Marina and The Diamonds (2/2)

En un país donde X factor lo llena todo y sigue inundando el mercado con sus concursantes, no podía dejar pasar el preguntarle qué opinaba de esos cantantes si consideraba que de ese tipo de programas podía salir algún artista o sólo simples cantantes de karaokes. Marina and The Diamonds tiene una concepción artística del pop así que su respuesta fue un 'pueden salir pero no es lo más probable', que es un argumento compartido por mí y le pongo como ejemplo el aburrimiento que a mí me provoca Leona Lewis y su falta de compromiso musical, en este momento Marina se rie, no creo que esté en desacuerdo con mi comentario. Las buenas canciones de pop para Marina son aquellas que esconden mensajes algo más profundos en su interior aunque aparezcan revestidos de cierta frivolidad, ella misma intenta transmitir muchas sensaciones en el disco que define como un trabajo inspirado en la seducción de la comercialidad, los nuevos valores sociales y la sexualidad femenina, Marina es y está contenta de ser una feminista.


Sobre esos artistas que le gustan, cree que Lily Allen debería ganar sus dos premios Brit, mejor artista y mejor single por 'The Fear' (finalmente ganó el primero) aunque también le gusta mucho Florence + The Machine (que ganó el mejor disco por 'Lungs') con quien muchos no paran de compararla. El último disco que se compró fue el de Daniel Johnston 'Cotinued Story/Hi How are you', y yo creo que ella misma acabará teniendo un lugar destacado en los Brits del 2010, lo que igual acaba sorpendiéndola tanto como ese segundo puesto en la lista de apuestas para este año de la BBC, ella esperaba un octavo o noveno lugar.


Marina and The Diamonds tiene esa asomborsa capacidad de resultar empática, de transmitir que cree en su trabajo, en su capacidad para ser artista. No se olvida de Popjustice quien le dio su apoyo hace bastante tiempo, ni de su discográfica que le ha proporcionado la seguridad que da un respaldo económico. Ahora sólo hace falta que el disco funcione, que se cumpla su deseo de tocar para públicos reducidos pero también para muchas personas, de hecho si algo se percibe de ella es que entiende que el verdadero triunfo es conseguir que mucha gente se identifique y quiera formar parte de tu mundo musical. ¿Y España? me dice que vendrá cuando la inviten, si por mi fuera ya lo estaría, sólo espero que el éxito en la venta de entradas de los conciertos de La Roux o Florence haga que pronto visite el país.


Sinde debe dimitir.



González-Sinde es una mala ministra y el gobierno un mal gestor en más que diversos asuntos. En esa ola de caos que se extiende en el gobierno socialista y que sólo es capaz de disimular el patetismo opositor. Ayer se aprobó la ley de economía sostenible, que entre otros asuntos deja la ley antidescargas igual que antes, es decir se cerrarán las webs que compartan archivos, esto supone una limitación excesiva de la red y más cuando esta misma semana ha habido una sentencia que declaraba en nuestro país legal el intercambio de archivos. Sinde ha demostrado su nula capacidad para empatizar con un sector importante de la sociedad, y es que es difícil esperar de alguien que es juez y parte una postura algo más que sensata y no escorada hacia la defensa a ultranza de sus intereses. En esta guerra es obvio que hay múltiples problemas, el elevado coste de la música y el cine y por otro lado la escasa capacidad de la industria para formular alternativas más fiables, las grandes discográficas se han empeñado en mirar a otro lado y la factura llega ahora. Resulta improbable que esta ley acabe con el intercambio de archivos y sin embargo, le costará caro al gobierno socialista vender más la moto del voto joven, que por cierto en las últimas encuestas y por primera vez en mucho tiempo se decanta de forma mayoritaria por el partido conservador.

Esta claro que el negocio de la cultura debe cambiar y habría que llegar a fórmulas más intermedias, no parece bueno que se penalice compartir un disco, a fin de cuentas antes se hacía y lo copiábamos sin más, y está por otro lado el completo auge de los conciertos y su recaudación. Esta semana Florence + The Machine, por poner un ejemplo, llenaba la sala Heineken al completo sin haber tenido ventas en nuestro país. Los canales de la cultura han cambiado, el gobierno sabrá si le conviene más su rendición a los sectores culturales más rancios de este país a costa de un divorcio más con la sociedad en general.

Más indignante resulta que en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros celebrado en Sevilla, ningún periodista preguntara por este aspecto de la ley. Y hoy El País editorializa sobre la ley y otras cuestiones y además de sus habituales pataletas no menciona este apartado. Desde este blog, nada sospechoso de fomentar las descargas y en donde nunca se cuelgan enlaces a los discos para su descarga, y en donde además yo soy un comprador habitual de CDs, Vinilos, DVDs, libros..pedimos libertad en internet y esto pasa por una revisión de la ley y una dimisión ya imprescindible de una ministra ineficaz y subjetiva.

Ibrahim.

jueves, 18 de marzo de 2010

Alphabeat - The Beat is...

Hace unos años Alphabeat dio una nueva dimensión al pop chicle europeo, un grupo danés lleno de colores y de melodías que iban desde Abba hasta referentes escandinavos más recientes, conseguía temazos absolutamente imprescindibles como 'Fascination'. De ese sentimiento pop ahora sólo quedan algunas reminiscencias en 'The Beat is ... Alphabeat' que ha visto como su edición en Uk se retrasaba y pasaba desapercibida. Es posible que parte del público se haya asustado ante un disco que recupera la tradición más noventera y elimina parte del toque naive y colorista del debut.

Canciones como 'Hole in my head' funcionan como himnos de hace más de 15 años pero actualizados, y si te dejas consiguen adentrarse en tu cabeza, no sin que cierto sentimiento de deja vú se apodere de ti. 'The Spell' no está mal pero no es uno de sus mejore singles. Lo bueno del disco es que las voces parecen haber madurado y todo es más compacto y menos teen, en este sentido la producción también está más cuidada. Entra dentro de la lógica más elemental el querer evolucionar y probar nuevos sonidos, pero parece que en esa búsqueda se han ido sólo a por los clichés más característicos de los '90 sin un intento claro por ir más allá de ellos y aportar algo nueva a esa música. 'The beat is...' tira de sintetizadores y distorsiones algo pobres, mucho más alegre y casi tocando el estilo eurovisivo está 'DJ'. 'Chess' parece una canción que bien podría haber pertenecido a All Saints. 'Heart Failure' abraza al pop comercial de la peor manera posible, y 'Always up with you' es una pieza retro en todos los sentidos, para bien y para mal.

Alphabeat parecían destinados a dotar al pop de nuevas y luminosas melodías pero este segundo disco más electrónico y noventero, sólo constata una preocupante falta de ideas y una rendición a los clichés más manidos del pop, no hay nada nuevo aquí, sólo unos cuentos temas disfrutables y todos por debajo de lo que cabría esperar de los creadores de '10,000 nights'.6,5/10

miércoles, 17 de marzo de 2010

Nerina Pallot - The Graduate

Nerina Pallot no es una artista especialmente querida, cuando editó su primer disco en el 2001 muchos creyeron ver un intento en ella de Nelly Furtado pero con menos gracia. De aquel disco surgieron un par de singles que nunca acabaron por ser éxitos y que tampoco le dieron el favor del público. No fue hasta 'Everybody's gone to war' cuando obtivo cierta popularidad. 'The Graduate' se editó el pasado 5 de Octubre en UK y ha pasado completamente desapercibido, la razón para recuperarlo es que con las escuchas se convierte en un buen disco de pop que quizás debería haber tenido alguna oportunidad y una mayor atención de la que obtuvo.

El disco que al principio fue pensado para tener varios colaboradores como
Linda Perry, finalmente fue sólo un trabajo de Nerina Pallot. Ahora se encuentra componiendo para Kylie Minogue, en el camino singles con un toque retro y melódicamente tan buenos como 'I don't wanna go out' que no tuvo el éxito que se esperaba. El primer single 'Real Late Starter' quizás fue una elección muy arriesgada porque carecía de un estribillo potente y recordaba demasiado a Sarah Bareilles. 'Everything's Illuminated' es un temazo pop que terminas por tararear y que recoge en cierta forma toda la tradición del pop femenino en inglés. Lo mismo ocurre con la guitarrera 'The right Side' que se encuentra en un territorio cercano a la Alanis de sus primeros discos. Probablemente una de las razones por las que este álbum no haya conseguido llegar a más público es que su producción puede sonar algo anticuada, pertenece a los noventa, es minimalista, y no hay grandes arreglos y menos en las baladas como 'Human'. En 'When I did I become such a bitch' sigue ese mismo camino, que es una constante en el álbum y que puede al final siendo demasiado homogéneo.

Nerina Pallot no ha encontrado aún su sitio, y este es su tercer intento, de la paciencia de las discográficas y de la solidez de sus propios recursos (para grabar el segundo disco tuvo que hipotecar su casa) dependerá su futuro, incierto porque está a medio camino entre muchas cosas y porque ni el público más comercial ni el más independiente parecen tener ningún interés en ella. 6,80/10

lunes, 15 de marzo de 2010

Florence + The Machine en Concierto!


Florence + The Machine había conseguido agotar las entradas para su concierto de Madrid hacía ya semanas. Sorprendía porque apenas ha sido radiada en este país y no ha vendido, pero al parecer cuenta con una base sólida de seguidores en la capital, una muestra más de lo poco que valen las listas de ventas en nuestro país como termómetro para medir la repercusión de alguien. Florence se ha ido convirtiendo en todo un fenómeno, de promesa sonada del año pasado a ganadora del Brit al mejor álbum por Lungs y de ahí a ser cabeza de cartel de importantes festivales, el fenómeno no para y sus más de 700,000 copias vendidas sólo en UK prueban que no es un hype sobredimensionado. ¿Cuál es el público de Florence en España?

Las puertas se abrían a las 20,15, el público era una combinación de modernos, estudiantes de Erasmus y otra gente que parecía que pasaba por allí aunque hubieran comprado la entrada hace semanas. La sala no estaba completamente llena cuando los teloneros empezaron a tocar, nosotros íbamos buscando nuestro sitio cerca de la primera fila y huyendo de unas inglesas de la generación Facebook o peor, que no paraban de hacerse fotos en muchas posturas, de beber y de gritar, tanto que provocaron algún que otro 'Shut Up' entre un público que desde el minuto 0 estaba ya entregado a Florence. El tiempo pasaba y nadie aparecía por el escenario, la espera duró unos 40 minutos hasta que de repente Florence y su banda aparecieron; ella más desgarbada que en los vídeos y confirmando su condición de fea-guapa consiguió que un segundo el público se encendiera y no parara hasta el final del concierto. Para alguien que publicó su debut hace menos de un año, no se puede decir otra cosa más que el directo es increíble, una voz que hace sorprendentes giros, que suena por momentos técnicamente perfecta, y una capacidad para engatusar a la audiencia admirable. Sus contoneos, sus risas y esa capacidad para interactuar con el público de la que carecen muchos artistas más consolidados, hizo el resto. Florence consiguió que todos nos pusiéramos a saltar en un momento de esos de atmósfera única, intento algunas palabras en español, un 'vamos', y un 'I feel it' referido a que sentía que nos estaba llegando su concierto, y jugó con el 'Lo siento' dejando claro que no era un 'I'm sorry' sino un sentir distinto. Y entre risas, entre múltiples gracias al público dejó claro que su secreto para meterse a todos en el bolsillo es una mezcla de un show cuidado al máximo y una simpatía, risueña, nerviosa y natural. Dentro de los mejores momentos la genial interpretación de 'Im not calling you a liar', la espasmódica 'Drumming song' y por supuesto 'You've got the love'.

Al final y mientras iba saliendo de la sala Heineken sólo quedaba la sensación de haber estado en un conciertazo, corto sí, pero con un artista real y no algo efímero y creado por la prensa musical. Florence está para hacernos seguir saltando, She's got it. 9/10

Niños Mutantes - Las noches de insomnio

Dentro del indie existe una tendencia a hacer un pop rock de autor convencional que tiene los mismos defectos que el más mainstream pero con un añadido y es la desidia que provoca. En este apartado podríamos colocar a muchos grupos que van de lo que no son en este país, Niños Mutantes, a pesar de ese nombre que suena algo popero, el resultado es una larga lista de canciones que no se alejan nada de los errores melódicos habituales del pop español y de una desgana al cantar que provoca auténtica pereza. No hay nada nuevo en 'Las noches de insomnio' más que un conjunto de canciones ya escuchadas, una voz agotada y unas letras igualmente poco inspiradas.
Normalmente me parece igual de irritante ese mainstream español absurdo y latinizado en donde no se cuida nada, pero aquellos que intentan vender una música más cuidada y al final sólo acaban sonando un poco mejor que los otros pero sin aportar nada son desesperantes. Hay muchos ejemplos de discos que han conseguido regenerar una idea y que aportar algo, el problema viene cuando eres capaz de escuchar un disco 6 veces y lo único que se desprende de él es un aire a
Héroes del Silencio, a Los Planetas, y hasta incluso a Pereza, en el juego del pop-rock todo vale. 'Díaz complicados' tiene un toque a Nacho Vegas, 'Mi mala memoria' casi suena apta para los40, 'Errante' parece un poco afectada al modo Iván Ferreiro. Hay un sinfín de posibles referencias en un disco tan pretencioso como absolutamente impersonal.

Querer ser indie es ya un error de por sí como idea simple, pero encima querer serlo con un disco que aúna todos los problemas del pop comercial y que toma los peores patrones de lo independiente no lleva más que al desastre más insustancial. Prescindible es lo más positivo que se puede decir de este disco.
3,5/10

domingo, 14 de marzo de 2010

ENTREVISTA a Marina and The Diamonds - Recreating Pop (1/2)

Entrevistar a alguien que llevas siguiendo casi desde que empezó a sonar en los blogs musicales es diferente a cuando entrevistas a alguien cuyo trabajo puedes apreciar pero que no ha conseguido emocionarte tanto. Es una sensación curiosa esa de tener al otro lado a alguien cuya voz va interconectada a muchas emociones y a diferentes momentos de tu vida. Marina and The Diamonds es casi una estrella, es un hype que se está transformando rápidamente en algo más allá de eso y que aspira y puede ser la nueva estrella del pop británico, que se alejaría así de productos tan aburridos y convencionales como Leona Lewis y pasaría a estar más cercano a ser un pop artístico. Marina Diamondis ocupaba en el momento de la entrevista el puesto #12 en la UK singles Chart con 'Hollywood' además de ser el número uno en la lista de NME, y todo ello a dos semanas de que su disco se editara, por lo que es casi impensable no sentir presión al respecto, sin embargo Marina con una voz agradale, risueña y cercana dice que no siente tal presión, que siente esa clásica satisfacción del trabajo bien hecho. Terminó el disco hace ya un tiempo y una vez que lo has hecho lo mejor que has podido, ¿qué más se puede hacer?, a esta pregunta que me hace le respondo que la sensación que tengo de lo que he podido escuchar es que es una de las propuestas más interesantes del año, que dignifica lo que podemos llamar la música comercial y la traslada a otro mundo lleno de matices, de sensibilidad y de cierta capacidad teatral. Marina aplica también esa filosofía de que todo sirve para aprender, dice que aunque el disco fuera un fracaso, de todo el trabajo siempre podrá llevarse algo, no parece muy preocupada. Tenía curiosidad por si sus respuestas a algunas preguntas caerían más en la corrección o de verdad tomaría algún partido, y bien sea porque ella es así o porque no lleva tanto tiempo en este mundo no tuvo ningún problema en decir de verdad sus opiniones. En un momento le pregunté si preferíría vender un millón de copias en UK o estar entre lo mejor de año en la lista de Pitchfork, a lo que no sin cierta lógica me respondió que sin duda vender un millón en UK y otro en el resto del mundo, que eso siginifcaría que su música ha conseguido traspasar muchs fronteras y en definitiva llegar a mucha gente, y que de todos modos Pitchfork es un medio muy respetado pero con una audiencia muy limitada.


A pesar de que la entrevista no duró más de 20 minutos me sorprendió la naturalidad e incluso algunas pequeñas conversaciones o intercambios de opiniones, Marina parece una persona relajada, y encantada con lo que está haciendo y sin miedo a triunfar. Sobre las críticas del disco que se mueven entre las buenas y muy buenas me dijo que estaba muy contenta pero que incluso si fueran negativas no queda otra que respetarlas y trabajar más, por mucho que no se esté de acuerdo con ellas. Sobre las canciones 'Hollywood' es para ella una canción sin mucho significado político y en donde no hace una critica explícita al sueño americano o a USA como país sino es más bien un alegato contra el control del propio trabajo, más un discurso sobre la libertad y no rendirse ante los clichés. 'I'm not a robot' que me confirma será el segundo single oficial, trata más sobre ella misma, sobre hechos culturales y Marina no tiene ningún miedo de convertirse en una pieza más de la industria musical. Quizás por eso mismo me cuenta que no le llama mucho la atención la idea de que alguien le componga las canciones o produzca su álbum que de momento prefiere ser ella la que controle todo el proceso creativo, y es que si algo deja claro en la conversación es que ella entiende que es una artista completa no un simple cantante.En este momento le pregunto sobre el momento de la música pop, sobre que opina de esa tendencia a imitar el sonido actual de LadyGaga tal y como hace unos años pasó con Timbaland, ella dice que es prácticamente inevitable que cuando algo tiene éxito muchos cantantes intenten repetir la misma fórmula pero que al final no es ni la mejor opción ni lo más saludable para el pop. Además lanza un argumento a favor de Ladygaga y es que según ella su éxito se basa tanto en su personaje como en su música, pero no en su productor.

sábado, 13 de marzo de 2010

El fin de..



Ser radical y llevar las cosas al límite siempre parece peor que tener una actitud más correcta, pero lo cierto es que al final los resultados son casi intercambiables, todo tiene más que ver con lo que de verdad queremos que con el método mismo. En un mundo naive e ideal podemos llegar a pensar que todo es posible, pero al final cuanto más acabas conociendo al ser humano más cuenta te das de que los patrones de comportamiento se repiten. Por más que intentes creer en las múltiples posibilidades de todo, en general la ganadora será aquella que te recuerde más a lo que siempre te ha pasado. La indeterminación de los que tienen como forma de ser la 'fluidez' suele ser una tortura para los que creen más en la determinación, es una combinación absurda. Uno cree que es mejor ver cómo surgen las cosas y el otro creerá que no le da importancia a lo que él sí se la da, en suma es mejor eliminar a esa persona antes de que la incompatibilidad sea real, y no hay duda lo pasará peor el determinado.

Tampoco tiene sentido esa nueva forma de ligar que acaba dando el tuenti o el facebook en vistas de un encuentro futurible indeterminado, las cosas son sencillas si te gusta alguien te apetece conocerlo y verlo y después veremos. El resto son juegos que resultan atractivos con 15 años pero que con el tiempo pasan a ser como una predecible película para adolescentes, a estos veinteañeros que se han educado con internet como telón de fondo y con una realidad difusa es mejor apartarlos.

Hace tiempo que perdí la confianza en nosotros mismos, de hecho yo mismo habré sido a veces uno de esos que yo mismo acabo detestando y de los que huyo. El ser humano tiene una cosa común a todos su egoísmo y los decorados variables según las circunstancias para adaptarse a los que otros quieren oír, pero que nadie se engañe esos cuentos son de consumo rápido, fácilmente olvidables. Al final lo mejor que podemos hacer es decidir quién está y quién no en nuestro mundo, y si para eso hay que ser radicales pues que así sea, mejor que alguien te aprecie por lo que de verdad eres que por lo que no, y mejor tener al lado a gente clara que a mareantes personas que lo único que hacen es crear una espiral de falsas percepciones y sentimientos vacíos para llenar su tiempo.

Archivo del blog