viernes, 18 de septiembre de 2009

En la pendiente¿?



Hoy podría hablar del nuevo disco de The XX que me encanta, o de Dorian que también, o de los bastardos que acabo de ver en el cine, y todos ellos irán teniendo hueco en los próximo días en donde actualizaré más a menudo, pero sin embargo voy a dedicarme a hacer uno de esos post donde sólo los que saben lo que hablo podrán entenderme, y es que cada vez más me da la sensación de que este es mi rincón, donde puedo permitirme decir muchas cosas y donde los destinatarios de lo que digo suelen leerme.

Es curioso como a veces esas personas que están especialmente lejos son las más cercanas, una de mis amigas precisamente la que más pasa de internet y que vive en una ciudad que fue tildada de gris, aunque a mi me pareció luminosa, colorista y futurista, me escribió hoy y me hizo gracia porque veía a decirme que la tenía abandonada; lo curioso es que yo pienso en ella más de lo normal y mis mejores recuerdos de los últimos meses van ligados a ella. La percepción y la realidad a veces nunca van de la mano. Hace tiempo sin embargo tenía a alguien que me entendía, era una conexión especial, y era difícil porque exactamente no queríamos lo mismo pero al final ha debido de ser la J de juega de Madrid porque eso parece haber desaparecido y me resulta frío. Probablemente es lo normal, cuando un capricho desaparece y otras personas aparecen el olvido suele ser la compañía o lo que es peor el desdén. Yo siento una mezcla de ambas y antes de ser olvidado casi prefiero retirarme no sin cierto sentimiento de decepción.  

La D de decepción es común en las amistades que no están demasiado asentadas, uno espera algo y de repente no lo obtiene y aún entendiendo la situación no se siente con ganas de hablar con esa persona. Es más esta situación me ha recordado el problema que tuve también con otra amiga para compartir piso, al final tampoco pudo ser, al final acabaré preguntándome el porqué ciertos amigos no quieren vivir conmigo, pero mejor dejarlo ahí. 

C de casual porque esa parece que será la forma de que nos encontremos visto lo que ha ido pasando esta semana. No creo que sea nada programado pero al final todo ocupa su sitio de manera natural y a veces no es el que nos gustaría del todo. 

La amistad puede acabar con ciertas decepciones pero también hay grandes satisfacciones. Hay amigos de verdad que están sin estar, hay amigos que están pero que a veces sientes lejos y hay amigos que directamente son un espejismo que conviene ver a tiempo. Cada uno tiene su lugar en este mundo y en el propio en particular, cada cual tiene a su fiel Público, y también su País listo para revelarse cuando considera oportuno.  

2 comentarios:

Al nivel del suelo dijo...

Lo bonito es estar aún sin estar estando, Saludos poperos indies!

Al nivel del suelo dijo...

Lo bonito es eatar aún sin estar estando. Saludos poperos indies!