miércoles, 23 de septiembre de 2009

Madonna - Celebration

Madonna es probablemente una de las artistas femeninas más populares y que ha cambiado y ha sido referente en la cultura pop de los últimos casi 30 años. Adorada hasta hace poco en UK donde es la reina indiscutible y en donde hasta un single tan frío como 'Celebration' ha sido capaz de obtener un digno tercer puesto, ha ido acumulando un fuerte rechazo en los adolescentes americanos que la ven como un icono exclusivamente gay y de otra época. Sus singles cada vez tienen menos repercusión y está muy por detrás en popularidad de, por citar, Mariah Carey, capaz aún hoy de tener éxitos en el mercado americano. Así las cosas y tras vender 25 millones de copias de su primer recopilatorio, Madonna publica la colección con la que se despide de Warner para irse a Live Nation. Es un movimiento arriesgado en un momento complicado de su carrera en donde será poco probable que este disco sea un éxito rotundo y en donde se empieza a notar el cansancio del público respecto a Madonna, ni siquiera sus desesperados intentos por convencer al público más joven han dado sus frutos y de ahí este nuevo giro dance que no es más una nueva estrategia.

Como colección de hits es impecable, el artwork me parece acertado y mejor que los últimos que ha tenido. Llegados a este punto habría que preguntarse para quien sirve este recopilatorio. Sus fans que son muchos, sólo encontraran dos canciones nuevas, y como máximo aliciente la remasterización de otras, y por ello tendrán que paga unos 22 euros, si son fans de estos que lo quieren todo tendrán que añadir 18 euros más de edición sencilla, y la próxima semana otros 22 del recopilatorio de DVDs, un total de más de 60 euros, no parece muy buen negocio ser fan de Madonna. Para los simples seguidores o que desean descubrir a la reina del pop -si es que hay alguien que vive en otro mundo y no le suena- la edición doble es la mejor opción con creces, de hecho la sencilla tiene muy poco sentido. Los temazos están casi todos, sólo los más fanáticos podrán echar en falta algo, y sólo ellos se darán cuenta de algunos errores minúsculos del recopilatorio, pero claro esté disco ¿está hecho para ellos o para los que pasan por la calle y dicen 'mira me voy a pillar todas las canciones de esta mujer'? Revolver el otro tema nuevo nos recuerda aquello de en el mundo del pop puedes cantar muy regular y llegar a ser un icono, y Lil Wayne en su papel sin más.


En resumen se trata de un disco completamente pop y absolutamente imprescindible para quien disfrute con la música en general, eso sí, se trata también de algo ya escuchado que aporta poco como disco, y que si se juzga por sus dos únicas aportaciones se queda en un suficiente raspado. Por todo eso este disco que podría haber sido más completo y haberse editado de forma también más generosa no pasa de un bien, el material de Madonna en Warner daba para tanto que esto parece insuficiente y un intento más por sacar dinero desesperadamente. 6/10

No hay comentarios: