miércoles, 9 de junio de 2010

Robyn - Body Talk Part I

Robyn había permanecido en silencio desde que hace unos años recobrará parte de la popularidad perdida con aquel hitazo 'With Every heartbeat' que la catapultó en UK y consiguió devolverla al redil comercial pero esta vez de la mano de su propia compañía. No sólo consiguió cierto éxito sino que además la crítica no se cansó de aplaudir sus canciones y su forma de entender el pop. Lo que prueba este 'Body talk Part 1' es que aquello no fue un golpe de suerte ni algo efímero, de hecho este nuevo álbum ha sido catalogado por Pitchfork como 'Best New Music' con una nota 8.5 más que alta para un disco puro de pop. Y lo que queda por llegar, porque este álbum o más bien EP, que cuenta con 8 canciones tendrá como compañeros otras dos partes más que se irán publicando a lo largo de lo que queda de año.

'Don't fucking tell me what to do' es uno de esos temas más electrónicos y con un toque más urbano que supone toda una declaración de intenciones de lo que acaba por irritar a Robyn, y en medio de todas las cosas que no le gusta hacer que odia y que no quiere que le digamos, la melodía y la letra acaban en tu mente grabadas a fuego. 'Fembot' es mucho más pop y con una melodía más luminosa y que encaja a la perfección con los temas más brillantes que nos ha dado Robyn. Y a pesar de un sonido alegre en realidad es la típica canción sobre los escombros que quedan cuando relación termina. 'Dancing on my own' es un trallazo que vuelve sobre el terreno de 'With every heartbeat' con ese toque a medio camino entre la pista de baile y una melancolía inabarcable, de hecho viene a retratar ese sentimiento que nos invade cuando vemos a alguien que nos gusta con otro besándose, nos damos media vuelta y seguimos a lo nuestro con dignidad. 'Cry when you get older' es un temazo pop, lo mismo que 'Danceball Queen' que con un toque entre electro y reggae es mi canción favorita del álbum, no puedes parar de repetirla. 'None of Them' con Royksopp es otro imprescindible de este disco donde no sobra nada, en este caso con una base completamente adictiva y misteriosa que te lleva a una atmósfera donde difícilmente pueden trasladarte temas pop que no sean de Robyn. El disco se cierra con la bonita 'Hang with me' en acústico y 'Jag Vet En Dejig Rosa'.

'Body Talk Part 1' sólo tiene una pega en su inmensidad pop y es la lata de tener que esperar para poder escuchas sus otras dos partes. En un mundo ideal Robyn sería la estrella de pop única. 8,75/10

No hay comentarios: