jueves, 7 de enero de 2010

Ke$ha - Animal


Lo que más sorprende de este debut es lo desesperadamente preocupado que parece por tener éxito, sigue esa línea de coger a un grupo de productores y decirles que sólo pongan posibles hits en el disco, con lo que al final todo aparece lleno de temas que pueden ser posibles singles pero que tampoco destacan especialmente y que suenan convencionales. 'Kiss N Tell' de Max Martin suena a lo que nos tiene acostumbrado, una mezcla de efectos, de sonidos, de sintetizadores que da como resultado un posible rompepistas que podría haber firmado desde Kelly Clarkson hasta Lavigne. 'Blah blah Blah' cuenta con 3OH!3 que sigue un esquema similar con frases por aquí y por allá algún toque electropop pero sin estridencias, y que sin embargo es de lo mejor del disco. 'Hungover' es otra de las colaboraciones de Martin, que puede acabar por enganchar, 'Blind' es casi un mediotiempo dentro de lo que nos ofrece el disco y que no hace especialmente pesada. 'Dinosaur' que está a medio camino entre el posible tema principal de una serie para niños y un tema de pop gamberro, acaba siendo tan adictivo como irritante. 'Boots & Boys' sirve como ejemplo de que como letrista Kesha no es mala pero tampoco podemos esperar grandes revelaciones filosóficas, a fin de cuentas ella misma ha dicho que otros hacen ya música reflexiva que ella aprecia, pero que lo que le interesa es divertirnos, no es una mala declaración de intenciones que cumple a veces e incumple en otros momentos. 'Animal' que da título al disco, es quizás menos inmediata y sin un estribillo tan potente pero con una base acertada. 'Your love is my drug' tiene una letra que en este caso es divertida de verdad, y que no cae en el almíbar tal y como podría indicar el título, 'Take it off' es una de las pistas más electrónicas aunque muy básica.


Kesha reúne en su disco suficientes temas como para sobrevivir a su primer single, y como para encadenar varios hitazos más. Además de cierto talento demuestra que es mucho más lista que Katy Perry, pues si el debut de ésta última era un par de singles con muchos fillers, en el caso de Kesha el álbum es mucho más completo, aunque el esquema de las canciones pueda llegar a ser repetitiva y la producción no sea arriesgada. Un producto simple y que sin suponer ninguna revolución se puede disfrutar en algunos momentos, especialmente recomendable para los ansiosos por más Gagas. 4,5/10

No hay comentarios: