miércoles, 18 de junio de 2008

Coldplay - Viva la Vida...

Es fácil criticar a Coldplay, fácil aburrirnos de sus últimas canciones, de esa época en que cada vez que encendías la radio sonaban y eran a los40 lo mismo que Shakira. Hasta puede llegar a irritar en ocasiones la voz de Martin y aún más la pretensión de pasar a la historia a ritmos agigantados, pero qué queda de todo, ¿se mantendrá el divorcio entre crítica y público con este grupo o alcanzarán a partes iguales el éxito y la buena crítica? Parece que de momento han mejorado con creces las impresiones que tuvo X&Y, en eso tendrá mucho que ver el cambio de productor y a mi me han conquistado de nuevo.

Desde ese temazo instrumental que es ‘Life in Technicolor’ y que es una delicia para comenzar un disco que en 45 minutos genera emociones y que es una superposición de matices, de melodías de sensaciones que se meten en la cabeza. No sé si el trabajo es admirable o no (algunas críticas creen no), pero desde luego es fácil querer este disco. ‘Cementeries of London’ te captura, estalla, te deja con ganas de más y escapa del convencionalismo de otros temas pasados, podría ser un buen single. ‘Lost!’ vuelve a ser muy bueno melódicamente, y recuerda muchas cosas, pero bueno ellos mismos admiten esas referencias, y copiar no es malo, lo malo es copiar para mal y empeorarlo todo, eso no pasa aquí. ‘42’ baja el tono considerablemente, la atmósfera se vuelve más intimista y de nuevo la melodía es preciosista, para a mitad de canción mutar tanto que parece un tema dentro de otro, dos en uno. ‘Lovers in Japan/Reign of love’ es de lo mejor del disco, un comienzo completamente irresistible, y otra vez dos temas distinguibles. ‘Yes’ tiene unos acordes así muy orientales al menos para mí, pero al final queda bien. ‘Viva la vida’ es de lo mejor también con esos acordes y ese toque tan Alizee. ‘Violet Hill’ y actual single aquí es lo más convencional y para mi el peor tema con diferencia del disco, es más de lo mismo, aporta poco y recuerda a la flojera general del anterior disco, hace bajar la nota global. ‘Strawberry Swing’ es perfecta para ir despidiendo el disco. Cierra ‘Death and all his friends’.

Si el disco pasará a la historia o no, de momento y cual Magdalena Álvarez sólo puedo decir que no tengo una bola de cristal, pero como a veces es mejor quedarse con los buenos momentos, lo que si puedo afirmar es que éste te los dará, como también creo que acabaré saturado de todo lo que lo pondrán por ahí, cosa que inconscientemente me hace tirar la nota a la baja. 6,75

1 comentario:

Principe dijo...

Este grupo peca, generalmente, de pretencioso. La portada de este nuevo disco es una buena prueba de ello.
No he escuchado el nuevo álbum, no creo que lo haga, pero si he visto un par de apariciones recientes en televisión de una banda de 'iluminados' que parecen deseosos de convertirse en los nuevos U2, y es inevitable referirse directamente a Chris Martin como un aprendiz aventajado del histrionismo y la autosobrevaloración de Bono. Muy malos referentes son esos...