miércoles, 3 de febrero de 2010

Charlotte Gainsbourg - IRM

Charlotte Gainsbourg tiene un cierto toque de intensa, sin ir más lejos hace unos años estuvo a punto de experimentar la muerte cuando tras un accidente esquiando su cerebro se lleno de sangre y empezó a sufrir dolores de cabeza, la historia acabó bien pero el reflejo de esa amalgama de miedos acaba por contaminar 'IRM' que es definitivamente más oscuro que su debut. En medio queda también la película de Lars Von Trier 'Anticristo' y sus escenas de locura que la llevaron al casi límite de lo que se le puede pedir a una actriz.

IRM está producido por Beck, y al escucharlo seremos capaces de intuirlo, son como dos compañeros obsesionados por los miedos profundos, por la incertidumbre y la oscuridad. La producción acierta de plano al llenar de profundidad una voz que tiene una limitaciones importantes pero que acaba transmitiendo mucho sólo con los susurros o deslizando simplemente palabras casi habladas como en 'Le Chat du café des artistes', en 'Heaven can wait' esa oscuridad persiste en la letra pero la melodía se vuelve más contagiosa y parece que estamos ante un clásico. Quizás otro de los aciertos de este disco es lo condensado que está todo, no se necesitan muchos minutos para transmitir emociones, como en las canciones de pop enérgico este pop más artístico es capaz de decirlo todo con una media de tres minutos por canción. 'Me and Joe Doe' es irresistible con su 'nananana', 'Trick Pony' o 'Greenwich Mean Time' son otros temas destacables.

Charlotte Gainsbourg es una gran actriz, y ahora puede decirse que si bien no es una gran cantante si que ha sido capaz de traernos un buen disco que casi supera los últimos intentos de Beck en solitario. 7,75/10

No hay comentarios: