sábado, 20 de diciembre de 2008

Changeling



Me encanta Angelina Jolie, siento una especial debilidad por ella, deben ser mis hormonas de quinceañero, pero con ella me ocurre lo mismo que con Brad Pitt, me convierto en una 'carpetera' que no atiende a razones, así que partiendo de esa base intentaré ser objetivo valorando los 141 minutos que dura 'Changeling'.

Clint Eastwood es un reconocido votante de derechas pero se define como un liberal auténtico. Y lo es, él lo es y no Esperanza Aguirre o cualquier idiota de los que pululan por nuestro país llenándose la boca pronunciando unas palabras cuyo significado desconocen. Eastwood hace un canto a la libertad individual, al feminismo, al derecho de la mujer a elegir y nos muestra la deliberada manipulación de las emociones femeninas que hacía una policía corrupta que en lugar de proteger atenazaba a la población. La historia parte de una idea sencilla, el hijo de Christine Collins es secuestrado y la policía necesitada de crédito le devuelve a un hijo que no es el suyo, a patir de ahí comenzará un calvario para la protagonista que la llevará por caminos inesperados.

Angelina Jolie llena la pantalla en cada instante y en algunos momentos logra el escalofrío, logra emocionar, al igual que varias escenas de la película. Es esta una interpretación digna de Oscar, y no porque Jolie lo haga genial sino porque lo hace sin necesidad de artificios, no necesita ponerse fea, ni implantes, ni ser histriónica para resultar brillante interpretando; y ya es hora de que los académicos premien su versatilidad. Muy bien también John Malkovich y Jefrey Donovan.

Como película mantiene la intensidad de otras propuestas de Clint Eastwood. Por cierto siempre lo recomendaré pero en este caso mejor verla en versión original y comprobar como es capaz de interpretar Angelina Jolie.8/10

No hay comentarios:

Archivo del blog