jueves, 26 de noviembre de 2009

Adam Lambert - For Your Entertainment

Adam Lambert no se muerde mucho la lengua, y ha puesto sobre la mesa el tremendo sexismo de la mayoría de medios americanos. Y es que a una popstar femenina o aspirante a serlo se le suele permitir absolutamente todo, hemos visto desde coreografías imposibles, ajustados vestidos, besos lésbicos, todo vale para atraer las ventas y para dejar al público masculino sentado en la silla. Sin embargo casi siempre la parte masculina del pop ha sido mucho más comedida, todo es más cuidadoso, además de que hay una ausencia casi endémica de artistas masculinos que pueden considerarse popstars o simplemente aspirantes, prácticamente queda Timberlake y Robbie Williams. Así que sorprende que de repente un furtivo beso entre dos chicos y una simulación de una felación que consistía sólo en pasar la cabeza de un bailarín por la entrepierna sea capaz de generar tal cantidad de quejas y un debate social. Todo viene de la hipocresía de esa mayoría conservadora americana, los mismos que se rinden ante fenómenos tan absurdos y pacatos como Crepúsculo o la mojigatería de algunas letristas como Taylor Swift. Pero más allá del machismo y la homofobia, lo cierto es que la imagen de Lambert con ese toque glam-rock, extremadamente gay y provocativo puede desconcertar a más de uno.

Adam Lambert tiene unas habilidades vocales infinitamente superiores a la media, y un talento bastante importante, no deberíamos dejarnos engañar por sus extrañas pintas y por su look a ratos emo, a ratos rock trasnochado, tampoco por esa portada del disco que es un atentado contra cualquier mínimo criterio estético. Detrás de todo eso está el que debería haber sido el ganador del último American Idol, la única portada que ha dedicado a algo así RollingStone, y un disco que esconde un buen puñado de reconocidos productores y de buenas canciones. Lo mejor es sin duda 'Sure Fire Winners' que es un temazo pop que mezcla su tendencia por ese rock de factura facilona, 'For your entertainment' que da título también al disco es un buen primer single producido por Dr. Luke. También se notan las aportaciones del sueco Max Martin en 'Whataya want from me' que podría haber sido un tema de Pink, o en 'If I had you'. 'Fever' es otro de los aciertos que además es un tema de LadyGaga. No faltan candidatos a singles, ni temas inmediatos pop, es de hecho uno de los mejores debuts de American Idol, y la respuesta natural y 'masculina' a Gaga.

Adam Lambert debería encontrar su espacio en el mundo del pop, de momento probablemente debutará al #2 con su debut, con más 225,000 copias y sólo por detrás de la imparable Susan Boyle. Si este disco es una ilusión pasajera o se transforma en una consistente promesa es todo un misterio. 6.75/10

No hay comentarios: