miércoles, 4 de noviembre de 2009

Cheryl Cole '3 Words'

Cheryl Cole ha sido uno de los lanzamientos más esperados en UK, y ha sido un éxito fulminante número uno en singles y en álbumes al mismo tiempo, una hazaña digna de reconocimiento. Disco ansiado por los fans de las Girls Aloud y por los seguidores del X factor, donde ella lleva ya dos temporadas siendo el centro de atención, y donde además el año pasado colocó a Alexandra Burke como ganadora. Hace dos semanas se enfrentó al veredicto de las listas con ‘Fight for this love’ su nuevo single que dejó claro que su proyecto en solitario no se iba a tratar de temas que podría cantar con su grupo, todo tiene un matiz más urbano, con más baladas y sin la producción inconfundible de Xenomania

Cheryl Cole ha sido lista en esto de intentar buscarse un sonido propio, pero fracasa al no acertar en ese estilo que se mueve en un pastiche de estilos que nunca están bien conseguidos y que hacen de su debut un disco mediocre, con ausencia de hits y que acaba siendo precisamente todo lo malo que muchos esperaban que fuera. No es que nadie deposite muchas esperanzas ya en estos discos de integrantes de grupos de éxito que buscan fama en solitario, por lo general priman más las ganas de hacer caja que otra cosa. En ese océano de despropósitos nadan Mutya Buena, que se suponía alma de las Sugababes y que ha terminado ocupando paginas en los tabloides a costa de enseñar sus operaciones estéticas y sin quedar claro si su futuro será musical o el de una cabaretera venida a menos pero con gran culo. Aunque quizás el perfil de Cheryl Cole esté más emparentado con el de Rachel Stevens, que sobresalía en S Club 7, le hicieron un disco plagados de hits y que se vendió como un disco absolutamente pop y de calidad, al final la historia se repitió y la pobre acabó haciendo anuncios de lentillas. Es un camino duro el de alejarse de un grupo para intentar el éxito en solitario, a favor de Cheryl Cole está sin duda su propio magnetismo, su poder en UK a través de la televisión, y la posibilidad de llegar a amplios sectores de público. La duda era si la gente estaría dispuesta en pasar por caja para escuchar ‘3 Words’. La respuesta ha sido afirmativa y contundente, pero la cuestión será si sabrá mantenerse en el tiempo, es decir si esto será un disco de un par de semanas o por el contrario perdurará y tendrá una vida larga en las listas, lo cual parece algo improbable aunque no descartable. Y es que pese a algunos aciertos del disco como ‘Paruchute’ que es una pegajosa canción, ‘Heaven’ o ‘Stand up’, globalmente hay demasiados midtempos que pasan desapercibidos. 

Desde luego podría haberlo hecho mucho mejor, y le estaríamos prestando poca atención si no fuera por su potencial mediático. En definitiva es una oportunidad perdida más y un disco para poner en ese estante de todos los discos que aspiraron a ser ‘el mejor disco de pop del año’ y acabaron deambulando en los estantes de serie media a mitad de precio al poco de su lanzamiento. 6/10

No hay comentarios: