viernes, 18 de mayo de 2007

BJÖRK - VOLTA



Björk – Volta
El nuevo disco de la china loca favorita de esta redacción, si bien hay algunos disidentes, es otra vez un conjunto de temas a ratos rápidos a ratos lentos, llenos de gritos, de locuras, de sonidos sin ton ni son. En definitiva es lo que es Björk, la locura hecha realidad, y el sueño de cualquier cantante, vender discos como nadie haciendo ruidos y chillidos cada poco.

Earth Intruders - Primer single y probablemente el mejor tema de lo que va de año, buenos arreglos, y un estribillo que se pega directamente al cerebro. Imprescindible. Si lo pensamos somos exactamente eso lo que la loca nos dice, unos intrusos.

Wanderlust – Un medio tiempo similar a otros que ya pudimos escuchar en Post. El tema en cuestión no es de lo mejor del disco pero se escucha sin esfuerzo.

The dull flame of desire – dúo con Antony, el tema empieza con una instrumentación que nos recuerda a superhéroes, parece que de repente va a aparecer Spiderman en acción, por fortuna lo que aparecen son ecos que nos rodean susurros y unas sensaciones que nos invaden. La letra es de un poema de Fyodor Tyutchev, but who cares.





Innocence - Otra de las colaboraciones con Timbaland, beats muy reconocibles. Juntos son la extraña pareja, uno espera que tras esos beats aparezcan letras normales o sexys como nos han enseñado Timberlake y Furtado. Pero al contrario uno escucha ‘neurosis only attaches itself to fertile ground where it can flourish’ con frases así, y temas como este dan ganas de proponer a la china como presidenta, no de España, sino del mundo.

I see who you are –
Este es quizás el tema que más nos envuelve, al escucharlo mi mente se traslada y me imagino vagando por cualquier calle de Pekin, ensimismado, sin prestar atención a nada más que a los pensamientos más profundos. La colaboración de Min Xiao – Fen, es de lo mejor de Volta. Aún a riesgo de que por momentos parezca que escuchamos un tema barato de relajación.

Vertebrae by vertebrae - Una de las canciones más melódicas, voces perdidas, y unos arreglos que se repiten y que van metiéndose en la cabeza poco a poco.

Pheumonia – Más cercano a Vespertine que a Post, es un tema con la característica voz desgarrada de Björk pero que suena algo perdido entre el resto del disco.

Hope – Otra colaboración con Timbaland, agradables arreglos, medio tiempo, y suicidios de por medio. No gusta.

My Juvenile – De nuevo con Anthony, y esta vez como menos emoción, suena bien pero no termina de cuajar, demasiados gritos, demasiada lentitud, demasiada emoción contenida que no llega a explotar.

Declare Independence – El mejor tema, bocinas de fondo, instrumentación creciente, ruidos, gritos, y una declaración de independencia; que todo el mundo se ponga esta canción a todo volumen en el Ipod grite, se vuelva loco y declare su propio mundo independiente.

En resumen Björk vuelve con una mezcla entre lo que fue y lo que es, entre lo que quiere ser y lo que es, entre lo que es transmitir emociones y lo que es generarlas por impulsos, y el truco funciona, la loca firma su mejor disco en años, quizás desde Post. No hay razón para que Volta no este entre esos Cd’s que se tienen aunque sea por simple capricho y por ver esa portada con diseño de sorpresa de Huevo Kinder que tanto cautiva a esta redacción.




HAIRSPRAYTÓMETRO: 8.5/10 B.F.P. (BJORK FOR PRESIDENT; Y TODOS LOCOS)