sábado, 2 de mayo de 2009

Alcazar - Disco Defenders

Alcazar es uno de los grupos de pop más famosos de Suecia y probablemente de los de mayor éxito comercial, llevan unos 12 millones de discos vendidos en su carrera y no paran de intentar llegar a Eurovisión que sigue siendo un acontecimiento en el país escandinavo. 'Disco Defenders' tiene dos cds, uno con temas nuevos y otro con sus principales éxitos, aún así este es sólo su tercer disco de estudio. Es una banda atrapada en un espacio temporal de finales de los noventa y principios del 2000, nunca volvieron a repetir aquel éxito en toda Europa que fue 'Crying at the Discoteque'. A ese disco de grandes éxitos que incluyen ahora con el nuevo material se le pueden poner pocas pegas, son de la escuela de Steps o S Club 7, y como ellos son capaces de hacer un pop prefabricado razonablemente inmediato y melódico, aceptable y hasta disfrutable en el momento en que se editaron esos temas. Los componentes han ido sufriendo los habituales cambios y recambios de este tipo de grupos, incluyendo temas más dramáticos como el reconocimiento de su principal cantante Andreas Lundstedt de tener el virus del SIDA, aunque más que un escándalo se trataba según él de concienciar al resto de jóvenes. Volviendo al tema musical, ahora presentan 12 nuevas temas en un disco editado ya en Suecia y que verá la luz este mes internacionalmente.

Estas 12 nuevas canciones no suponen ninguna revolución en la música pero nadie les podrá culpar de no ser sinceros desde el mismo título del disco. Se hecha de menos un mayor riesgo y una producción más actual y que no nos devuelva directamente al 2000, hay muchos cantantes de pop divertido y de este rollo pero que han sabido modernizarse y añadir un catálogo de nuevos sonidos. Es verdad que en el apartado de grupos esa tendencia es casi exclusiva de Girls Aloud y Sugababes que están a años luz de Alcazar. Los estribillos son absolutamente pegadizos en casi todos los temas 'Burning'o 'Stay the night' son muy inmediatas y siguen casi el mismo esquema. Más interesante es 'Inhibitions' que se mueve más por nuestras épocas aunque cae en algunos momentos, y tras un comienzo diferente, en el típico coro que repiten hasta la saciedad. No hay temas lentos y el disco es un no parar de pegajosas canciones que pueden disfrutar los adolescentes (los que sean mayoritariamente gays), los niños y algunos mayores con sentido del humor y pocos prejuicios. Precisamente la música de este grupo tiene como gran cualidad el conseguir lo que quieren, son una máquina de pop tradicional sueco que no pretende innovar, y ahí también está su principal debilidad porque es inevitable pensar en porque no son capaces de ir más allá. Destacan también 'My My me and me' y 'Funkytown'.


Ver a un casi cuarenton ccomo Lundstedt moverse como lo hace en el vídeo de 'Burning' y con esa ropa tan de ahora pero pasada al rollo gay noventero no tiene desperdicio, un amaneramiento que no quita que el chico siga siendo guapo. Alcazar no tiene sentido del ridículo y este es un pop sólo apto para los que han dejado los prejuicios de la modernidad en el armario, de consumo rápido, diversión instantánea y tremendamente efímero. 5.5/10


No hay comentarios: