martes, 12 de mayo de 2009

Eurovisión: los gays freaks en su semana grande!



Esta semana se celebra el festival de Eurovisión, sí sigue existiendo y sí a algunos les gusta y mucho. Cierto es que son igual de pesados los que se esfuerzan por dejar clara su animadversión a este festival como los pesadísimos eurofans que se pasan el año viendo las webs dedicadas a esto y escuchando este tipo de música. Pesados unos y freaks los otros, Eurovisión conserva su interés de acontecimiento retro de donde con suerte podremos sacar un par de temas que serán digeribles entre una marea de mediocridad cuando no de inmundicia musical. Por eso en las calificaciones de las canciones en realidad he bajado mucho el límite de exigencia, un notable aquí es un aprobado justo en el la vida real pero está tan mal el asunto que u optaba por eso o salía un suspenso casi general.

Estas son las mejores canciones que podemos encontrar:

1. Portugal: Con un tema agradable musicalmente y melódicamente. Es más que probable que a casi nadie le interese y que el público eurofan no vote esto pero que más da. 6

2. Hungría: no está del todo mal este intento disco que espero que al menos quede bien, y ya van dos veces que el país que un día me acogió presenta algo decente. 5.8

3. Rumanía: recupera su cierto buen rollo en el festival después del medio horror de los últimos años. Una chica de rosa con tema en inglés con un toque muy pop y aceptable, muy de otra época. Podría ganar y para ella irán además los votos de España. 5.75

4. Turquía: buscan un nuevo triunfo y pueden conseguirlo con esta chica que lleva un tema muy del estilo Paparizou. Es a la que más teme Soraya, y hace bien en hacerlo porque es bastante mejor que su propuesta y puestos a asestar más golpes al ego de la extremeña tengo que confesar que su falsa belleza nórdica se estrella con el exotismo de Hadise. 5.5

5. Francia: siguen siendo fieles a su estilo, vuelven a la tradicional balada francesa y elegante pero que no despega. 5

6. Finlandia: un tema dance que vuelve a caer en todos y cada uno de los posibles tópicos pero que es potable y se agradece. 5

7. Ucrania: dijo su cantante que todo el dinero lo había puesto ella y a juzgar por el vídeo ha debido de medio arruinarse, belleza artificial, voz molesta y efectos pretendidamente modernos son las señas de un tema que ya no logra el aprobado. 4.8

8. Grecia
: presenta a una de sus habituales estrellas de saldo, de cara semiguapa pero que no convence y con un tema que roza el ridículo de la convencionalidad. 4.5

9. Irlanda: algo más rock, vamos rock del de Avril y así, no llega al horror total pero sin más. 4.5

10. Suiza: parecen Keane pero no lo son, pueden intentar ser The killers y tampoco lo conseguirán, lo que si tienen es un tema que al menos no resulta del todo remalo. 4.3

Ese es el top10, después muchos temas que se mueven entre lo diferente y el verdadero horror que si quieren pueden arriesgarse a buscar, yo no les haré pasar por ese trance. España no está entre ese top de mis 'favoritas' simplemente porque Soraya me parece insoportable, aunque lo que de verdad pesa es el horror de canción que presenta digna de 0. Eso sí los fans de este festival en España, sólo numerosos en el colectivo gay podrán apoyarla a tenor de lo que esos considerarán buena música, de hecho este evento bien podría mimetizarse con el del Orgullo y todo tendría más sentido, pues vienen a ser lo mismo una concentración de tópicos noventeros y anticuados, divertido sí, serio no.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Viendo los múltiples posts en los artículos de jenesaispop sobre el evento, parece que interesa mucho a otro tipo de público. Cualquier persona que le guste la música encontrará algo intersante en Eurovision, más en esta época donde no existe la música en televisión y la radioformula española es más sonrojante que cualquier canción del certamen.
Por otra parte, qué manía con utilizar el calificativo "gay" en sentido peyorativo, para apoyar las críticas negativas hacia fenómenos como Eurovision, la Naranjo, Britney, Madonna, etc. Como si los gays tuvieran una neurona menos y las cosas que les interesa no se pudieran tomar en serio.
¿Es más insufrible una eurofan que un seguidor del Barça? No sé yo...