viernes, 5 de junio de 2009

Europa. Ahhh Aquello...



No es habitual que traiga temas políticos al blog, pero yo siempre he sido defensor de las opiniones libres y de decir sin mayores espasmos el voto, de hecho prefiero que un periódico diga abiertamente su preferencia que estar navegando por la nadería como suele hacer El País. En estas elecciones que los dos partidos principales se han empeñado en convertir en un lodazal absurdo de acusaciones donde la palabra Europa casi no aparece, he tenido que escuchar como un viejo que vivió el Franquismo con placidez compara el aborto con la pederestia, como un candidato de CiU que se define de izquierdas y liberal prefiere que gobierne el PP en España, y como un candidato de Canarias aparece descentrado y tiene una verborrea cansina. No está el panorama para muchas alegrías, Europa es un conjunto de intereses escorados a la derecha, con una cámara mayoritariamente conservadora, con un presidente que estuvo presente en la foto de las Azores y que los socialistas se empeñan en querer conservar.

Hubo un tiempo que la UE era un lugar que promulgaba libertades, hoy endurece las condiciones para los inmigrantes y hasta intentó aumentar la jornada laboral, me parece por tanto muy razonable el desinterés que hay. Tampoco elegimos el presidente de la UE, sino a unos parlamentarios que luego no se sabe muy bien que hacen, y serán los gobiernos quienes con sus pactos determinarán quien presidirá esta maltrecha unión. Los socialistas nos sacan los perros y nos asustan con el horror de la derecha, los conservadores no esconden sus fanfarronerías, su corrupción y quieren que sólo vayan a votar sus hooligans que son bien numerosos. La izquierda es siempre mucho más remilgada, y puede optar ahora entre votar a unos erráticos socialistas o a la insulsa IU, o quedarse en casa.

No ir a votar será un voto para Rajoy, los suyos siempre irán aunque el cabeza de lista de este partido sea una escoba o una cabra, tanto da...Así que la cuestión si se quiere votar es darlo al PSOE, a IU, o a cualqueira de los partidos minoritarios. Castigar al gobierno es un buen caramelo, pero tampoco parece bueno premiar a la a veces absurda IU, mi conclusión es que si se quiere votar con odio nada mejor que hacerlo por los socialistas para que el PP caiga de una vez en una crisis real, y si se quiere votar por convicciones de izquierda creo que el voto debería ser para IU. Todo sea por evitar que el rancio abuelo cante una victoria amplia.

2 comentarios:

Mari Barbola dijo...

Soy de izquierdas y pragmática, así que votaré PSOE.
Un voto a IU es un voto que va a parar a la basura, y me duele reconocerlo, pero las cosas funcionan así. Ese voto no se va a reflejar en ningún lado, y solo servirá para perjudicar al PSOE y beneficiar al PP. Es paradójico, pero no voy a contribuir a que un voto a la izquierda acabe beneficiando a la derecha...
Por otro lado, tampoco me siento identificada con las premisas y dirigentes de IU, y cuando han tenido alguna capacidad decisoria, han acabado haciendo la pinza con el PP o montando el bochornoso espectáculo del ayuntamiento de Leganés. Paso total de IU, vamos.
No quiero a la derecha en España, pero menos en Europa, porque nos afecta más de lo que creemos... (¿Nadie se acuerda de la jornada de 65 horas o qué?).

Hay que votar!

Fluorescent Independent dijo...

Hola!hacia tiempo que no me comentabas, gracias por leerme. Y bueno yo en esta campana he estado dubitativo aunque en líneas generales comparto tu análisis, me vi un poco el debate del jueves y no me convenció Meyer de iu y me gusto más jauregui así que mi voto también irá de nuevo al psoe, y como tu creo que hay que votar! Aunque sea por no darle un buen día a rajoy.

Archivo del blog