viernes, 19 de junio de 2009

Villanos que parecen héroes.



Nunca me creí aquella historia de Dolores Vázquez, nunca pensé que fuera culpable y los juzgados dijeron que no lo era. La lesbiana mala que el pubelo culpabilizó fue puesta en libertad e indemnizada. Ahora durante meses hemos asistido a un endiosamiento de esa figura siniestra de Jesús Neira, y esa admiración ha surgido de la propia miseria del ser humano. Lo lógico al ver a cualquier persona en peligro sería ayudarla, tanto si un coche está a punto de atropellarla como si su pareja pretende pegarle, pero nuestra cobardía nos hace admirar a quien ayuda. Neira tuvo un acto de buena voluntad que ha rentabilizado ampliamente. Muchos fueron los que acusaron a Violeta Santander de sacar dinero de esa historia, y la verdad es que lo hizo, ahora pocos han alzado al voz en contra de un profesor mucho más negro que blanco cuando es mirado con lupa.

Neira ha sido nombrado por la inestimable lideresa para un cargo contra la violencia de género en Madrid, esto es oportunismo puro y duro, también lo fue el seguidismo de Aído, desacertada para variar. Siguiendo esa lógica de pensamiento, la lucha antiterrorista debería estar dirigida por víctimas del mismo,si alguien que se enfrenta a la violencia de género es premido con un cargo institucional en ese área ¿por que no lo va a ser alguien que defiende a una ecuatoriana de un racista? Esta 'no' lógica coloca a gente incapaz en puestos donde debería haber otro tipo de personas. Pero es más, a su libro, a su contrato exclusivo para colaborar con Espejo Público y a su cargo en Madrid hay que añadir sus opiniones, que va regando con una incontinencia verbal desesperante. También se ha sabido que el grado de sus lesiones se debe a que fue atendido muy tarde y a sus problemas de hipertensión y corazón que ya existían, no parece pues que todo se deba a la paliza del novio de Santander.

Jesús Neira cree que Zapatero es un niñato propagandista, que Obama es un pelele inculto, defiende al Franquismo y el pensamiento de Fernández de la Mora (al igual que el líder opositor Rajoy) que fue un ministro del régimen antidemocrático y dictatorial. Así son las cosas, habrá algunos que le permitan todo por haber ayudado a una mujer de un maltratao posible pero ya está bien de tanta idiotez, esas reinas de la mañana absurdas con sus programas bien podrían decir verdades de vez en cuando, un tipo que no defiende la democracia, que critica sin piedad a líderes mundiales deconstructivamente no merece mucho espacio la verdad. Su acto fue valiente pero en realidad no es más que un mezquino. Jen ai marre.

No hay comentarios:

Archivo del blog