viernes, 26 de junio de 2009

Muere el 'Rey ' del Pop, Michael Jackson.

Michael Jackson ha muerto y lo ha hecho de la forma más inesperada. Desde hace semanas se comentaba su vuelta a los escenarios de Londres y como su preparador lo estaba entrenando para que pudiera tener un espectáculo digno después de años de ausencia. Las voces que no creían posible esta vuelta se multiplicaron poco a poco y no eran pocos lo rumores sobre un serio deterioro de su salud. Siempre tendemos a pensar que ese tipo de rumorología es interesada e irreal y por eso la muerte de Michel Jackson parece sorprendente, todos éramos más o menos conscientes de su decadencia física y musical, y todos esperábamos ese milagro que lo hiciera renacer de sus cenizas y terminara haciendo un nuevo disco que marcara una época. No ha podido ser, pero para el recuerdo queda su sello impreso en letras mayúsculas en la historia de la música, a la altura de los grandes absolutos.

Más allá de las miserias y su serios problemas piscológicos que terminaron por derrumbar su prestigio y sepultar cualquier atisbo de seriedad musical, hay que ser justos, su contribución a la música es innegable e igual que muchos genios de otras artes no son juzgados por sus comportamientos personales, no se debería caer en la tentación del morbo y del descrédito. Serán muchos los que hagan ahora bromas facilonas pero el mito de Michael Jackson, genio de la generación de la Mtv, creador de discazos como Thriller y de vídeos igualmente imprescindibles, merece cierto respeto. Conviene recordar para los morbosos que fue absuelto de todos los cargos que lo acusaban de pederastia y que no se debe confundir lo imaginable con la realidad.


Michael Jackson
pagó caros sus excesos, su deterioro físico que fue acompañando al musical se hizo cada vez más evidente y su música paso a ser un eco de lo que fue, es el momento de recuperar sus mejores temazos y hacerle un hueco decente y amplio entre lo mejor del siglo XX.

No hay comentarios:

Archivo del blog