sábado, 6 de junio de 2009

Los mundos de Coraline



Llevaba unas semanas sin ir al cine, desde mi fiasco con Star Trek, y sin embargo de repente tenía dos películas que habían conseguido captar mi atención, una Coco Chanel que todavía no he visto, prefiero hacerlo en V.O. y como estoy pasando unos días en Tenerife no puedo, y la otra 'Los mundos de Coraline'. Ví esta última ayer y salí muy contento, me pareció que el sistema con el que está rodada stop-motion, es una tercera opción muy enriquecedora y que a mí me parece guay, y que lo llena todo de cierto preciosismo, en general cada elemento está perfectamente cuidado.

La historia de Coraline que tiene unos padres muy ocupados y que acaba descubriendo un nuevo mundo lleno de fantasía donde nada es lo que parece está basada en la novela de Neil Gaiman, dirige Henry Selick. Es una película para adultos, los pequeños pueden llenar de bostezos en la sesión. La visión de diferentes mundos, la conexión entre ellos, la aparición de personajes grotescos y circenses al más puro estilo Burtoniano, y ciertas similitudes con Alicia en el País de las maravillas, hacen de esta peli algo recomendable para quienes como yo somos adictos a esos mundos llenos de colores saturados, fantasías, y sorpresas. Eso sí a pesar del despliegue técnico y de la historia, en algunos momentos todo es tan bello como frío e inexpresivo, lo cual no hunde el resultado global bastante notable. 7/10

No hay comentarios:

Archivo del blog