sábado, 20 de marzo de 2010

Sinde debe dimitir.



González-Sinde es una mala ministra y el gobierno un mal gestor en más que diversos asuntos. En esa ola de caos que se extiende en el gobierno socialista y que sólo es capaz de disimular el patetismo opositor. Ayer se aprobó la ley de economía sostenible, que entre otros asuntos deja la ley antidescargas igual que antes, es decir se cerrarán las webs que compartan archivos, esto supone una limitación excesiva de la red y más cuando esta misma semana ha habido una sentencia que declaraba en nuestro país legal el intercambio de archivos. Sinde ha demostrado su nula capacidad para empatizar con un sector importante de la sociedad, y es que es difícil esperar de alguien que es juez y parte una postura algo más que sensata y no escorada hacia la defensa a ultranza de sus intereses. En esta guerra es obvio que hay múltiples problemas, el elevado coste de la música y el cine y por otro lado la escasa capacidad de la industria para formular alternativas más fiables, las grandes discográficas se han empeñado en mirar a otro lado y la factura llega ahora. Resulta improbable que esta ley acabe con el intercambio de archivos y sin embargo, le costará caro al gobierno socialista vender más la moto del voto joven, que por cierto en las últimas encuestas y por primera vez en mucho tiempo se decanta de forma mayoritaria por el partido conservador.

Esta claro que el negocio de la cultura debe cambiar y habría que llegar a fórmulas más intermedias, no parece bueno que se penalice compartir un disco, a fin de cuentas antes se hacía y lo copiábamos sin más, y está por otro lado el completo auge de los conciertos y su recaudación. Esta semana Florence + The Machine, por poner un ejemplo, llenaba la sala Heineken al completo sin haber tenido ventas en nuestro país. Los canales de la cultura han cambiado, el gobierno sabrá si le conviene más su rendición a los sectores culturales más rancios de este país a costa de un divorcio más con la sociedad en general.

Más indignante resulta que en la rueda de prensa posterior al consejo de ministros celebrado en Sevilla, ningún periodista preguntara por este aspecto de la ley. Y hoy El País editorializa sobre la ley y otras cuestiones y además de sus habituales pataletas no menciona este apartado. Desde este blog, nada sospechoso de fomentar las descargas y en donde nunca se cuelgan enlaces a los discos para su descarga, y en donde además yo soy un comprador habitual de CDs, Vinilos, DVDs, libros..pedimos libertad en internet y esto pasa por una revisión de la ley y una dimisión ya imprescindible de una ministra ineficaz y subjetiva.

Ibrahim.

No hay comentarios:

Archivo del blog