lunes, 15 de marzo de 2010

Florence + The Machine en Concierto!


Florence + The Machine había conseguido agotar las entradas para su concierto de Madrid hacía ya semanas. Sorprendía porque apenas ha sido radiada en este país y no ha vendido, pero al parecer cuenta con una base sólida de seguidores en la capital, una muestra más de lo poco que valen las listas de ventas en nuestro país como termómetro para medir la repercusión de alguien. Florence se ha ido convirtiendo en todo un fenómeno, de promesa sonada del año pasado a ganadora del Brit al mejor álbum por Lungs y de ahí a ser cabeza de cartel de importantes festivales, el fenómeno no para y sus más de 700,000 copias vendidas sólo en UK prueban que no es un hype sobredimensionado. ¿Cuál es el público de Florence en España?

Las puertas se abrían a las 20,15, el público era una combinación de modernos, estudiantes de Erasmus y otra gente que parecía que pasaba por allí aunque hubieran comprado la entrada hace semanas. La sala no estaba completamente llena cuando los teloneros empezaron a tocar, nosotros íbamos buscando nuestro sitio cerca de la primera fila y huyendo de unas inglesas de la generación Facebook o peor, que no paraban de hacerse fotos en muchas posturas, de beber y de gritar, tanto que provocaron algún que otro 'Shut Up' entre un público que desde el minuto 0 estaba ya entregado a Florence. El tiempo pasaba y nadie aparecía por el escenario, la espera duró unos 40 minutos hasta que de repente Florence y su banda aparecieron; ella más desgarbada que en los vídeos y confirmando su condición de fea-guapa consiguió que un segundo el público se encendiera y no parara hasta el final del concierto. Para alguien que publicó su debut hace menos de un año, no se puede decir otra cosa más que el directo es increíble, una voz que hace sorprendentes giros, que suena por momentos técnicamente perfecta, y una capacidad para engatusar a la audiencia admirable. Sus contoneos, sus risas y esa capacidad para interactuar con el público de la que carecen muchos artistas más consolidados, hizo el resto. Florence consiguió que todos nos pusiéramos a saltar en un momento de esos de atmósfera única, intento algunas palabras en español, un 'vamos', y un 'I feel it' referido a que sentía que nos estaba llegando su concierto, y jugó con el 'Lo siento' dejando claro que no era un 'I'm sorry' sino un sentir distinto. Y entre risas, entre múltiples gracias al público dejó claro que su secreto para meterse a todos en el bolsillo es una mezcla de un show cuidado al máximo y una simpatía, risueña, nerviosa y natural. Dentro de los mejores momentos la genial interpretación de 'Im not calling you a liar', la espasmódica 'Drumming song' y por supuesto 'You've got the love'.

Al final y mientras iba saliendo de la sala Heineken sólo quedaba la sensación de haber estado en un conciertazo, corto sí, pero con un artista real y no algo efímero y creado por la prensa musical. Florence está para hacernos seguir saltando, She's got it. 9/10

No hay comentarios:

Archivo del blog