miércoles, 24 de marzo de 2010

Goldfrapp - Head First

Goldfrapp no parece estar empezando con buen pie su vuelta al electropop ochentero, algunas tibias críticas y el desdén de algunos medios españoles que ya hablan del peor disco del grupo, la realidad es que con este disco vuelven a estar en plena forma y hacen un disco más que bueno y que se escucha con ganas de principio a fin. No es extraño que con la saturación de la vuelta a los años ochenta del año pasado y con la vuelta casi mainstream del movimiento algunos visionarios ciegos de cierta web vayan a ponerlo mal. La verdad es que Goldfrapp lleva abriendo las puertas para otros artistas desde que debutaran en el 2000 con Felt Mountain, y desde que en 2005 publicaran aquel trallazo de electropop futurista que fue Supernatural. Alison y Will suenan aún hoy más modernos de lo que jamás podría soñar La Roux. Es verdad que ellos mismos renegaron del pop de los 80's y dijeron sentirse más cómodos con el sonido folk de Seventh Tree, pero también es cierto que las ventas no acompañaron y que ahora a pesar de haber anunciado ese divorcio con su sonido anterior dicen que los 80's son como esa chica de clase que te irrita pero que al mismo tiempo te gusta. Oportunismo o no, el disco funciona.

En este álbum vuelven los estribillos y las melodías, Rocket es un punto de partida perfecta para volver a engancharnos con el sonido clásico de Goldfrapp, y debería tener garantizado un top10, que no parece seguro debido al poco airplay que ha tenido la canción en la radio. Believer es quizás la mejor canción que encontraremos en el disco, con un sabor absolutamente irresistible a los 80, con un vodecoder que acaba explotando y cierta reminiscencia a ABBA. Alive aunque es menos redondo tiene un estribillo y un ritmo completamente adictivo. Dreaming deja tanta luminosidad para ser algo más oscuro y no parece lejano en algunos momentos a una canción de Depeche Mode. Hunt tiene ese toque más oscuro de algunos de sus temas y acaba por envolverte en una atmósfera algo hipnótica. Shiny and Warm recordará podría haber encajado perfectamente en Supernatural. Voicething cierra un disco de apenas 38 minutos que mantiene el nivel en cada una de las canciones.

Algunos verán en Head First un paso atrás basado en la moda, pero lo cierto es que este es un buen disco que abre la temporada de primavera y ya casi nos incita a ponernos el pantalón corto y las chanclas y trasladarnos al verano. 8/10

2 comentarios:

Anónimo dijo...

completamente de acuerdo con tu critica, no es un Felt Mountain pero es un album que entretiene mucho mejor que el de muchas otras modernas.

Grifit dijo...

A mi no me emocionó tanto el primer sencillo al principio, pero despues de un rato ya hasta lo bailaba en el cuarto con mis superaudifonotes (dios [con d minuscula] bendiga el iPod), despues me descargué el disco por Internet (con I mayuscula) y estoy muy complacido con el producto, pienso comprarlo en original a la primera oportunidad.

Archivo del blog