jueves, 12 de febrero de 2009

Frost Contra Nixon



Frost contra Nixon resulta ser una verdadera sorpresa. Primero porque lo que cuenta, las malas artes de un político y los escasos escrúpulos de algunos siguen muy vigentes y segundo porque venía de la mano de Ron Howard un director bastante irregular que hizo cosas tan malas como la adapatación del Código DaVinci. Ahora es el tiempo de eximir los pecados, porque esta cinta consigue llenarlo todo de tensión, resulta creíble y completamente indispensable en estos momentos.

Desgraciadamente ese triste episodio de la democracia americana ha quedado como la marca de los encubridores y corruptos pero Richard Nixon se ha visto superado en el tiempo por otro mal mayor, George W. Bush. Si el primero creyó que la presidencia lo mantenía al margen del bien y del mal, el segundo creyó ser un enviado de Dios y nos metió en guerras innecesarias, además de sumir, en parte, al mundo en un caos financiero, ese legado es infinitamente peor que el de Nixon, y es por eso que éste ha dejado de ser el peor presidente de ese país para pasar a ser el segundo peor. Eso sí sería deseable y sano ver algún día a Bush con ese mismo grado de soledad y de derrota que padeció Nixon, sería tremendamente reconfortante y hasta justo.

Pero la corrupción y la imbecilidad siguen, hoy los líderes conservadores comparecían cual corderos degollados, en grupo, con cara de pena para acusar a la justicia, y al gobierno de perseguirles. Tal tontería viene de la incapacidad de defenderse de negar la corrupción rampante que se extiende como mancha imparable por lo derechistas españoles. Desde los espías de Aguirre hasta la trama de corruptos, pasando por la reivindicación del legado de Aznar de su mujer. El PP es hoy un partido nefasto y el centroderecha debería pensar en un proyecto más ilusionante que el que ahora lídera un gastado y desvencijado Rajoy, a la deriva, medio muerto, medio vivo, que sólo mantiene a flote la punta de su puro y su insoportable seseo.

Frost Contra Nixon - 7,5/10

No hay comentarios:

Archivo del blog