viernes, 28 de agosto de 2009

Season Premiere



Y este es mi último post hasta la vuelta a Madrid, me despido por fin de este Tenerife que no me quiere y al que yo no quiero. Probablemente a pesar de que está la playa, y de que he hecho bastantes cosas, Tenerife tiene asociado en sí mismo demasiadas cosas negativas, demasiados recuerdos, demasiado en todo, lo que acaba por convertirlo en un lugar para despegar y mirar sólo desde arriba sin entrar en los detalles.

Tenerife me gusta desde el aire, con todo pequeño, pero se hace insufrible cuando bajas del avión y te empiezan a golpear los recuerdos, quizás no me gusta, quizás soy un poco leve y me gusta no dejar demasiado rastro, quizás me gustaría ser solo un turista y poder perderme en la isla de otra forma. La verdad es que hacia tiempo que no tenía tantas ganas de irme de un lugar y de empezar mi mundo, una nueva etapa en otro lugar, porque aunque mi sitio 'nuevo' es Madrid, las piezas del decorado se mueven. Hay tantas cosas que han variado en un año que a ratos me parece imposible, a ratos creo que ha pasado mucho más tiempo, a ratos me parece triste y a ratos creo de verdad creo que la vida aprieta y aprieta, la cuestión es aprender a soltarse a ratos hasta que el lazo vuelve a aparecer.

Desatarse es costoso pero necesario, doloroso a veces pero útil. Aprender a estar sólo es para mí la lección única, aprender a estar contento así, a saber que las historias van y vienen, a que los padres son figuras cambiantes y hasta muy decepcionantes. Si lees esto te acordarás de cierto libro pero creo que he aprendido tanto de él que por mucho que te cueste creerlo, la vida desordenada de esa mujer y sus historias tienen que ver con mi desastrosa forma de llevar las cosas en algunos momentos. Por eso y por el terror que me da conventirme en eso que veo alrededor a veces no puedo más que seguir defendiendo mi idea de independencia, que no va reñida con nada.

Por cierto tengo tantas ganas de verte, de hecho creo que leerás esto después de tu viaje a Cerdeña, que ganas de pasear, de contarte cosas, de empezar de nuevo y que estés ahí. Son muchos tópicos pero que le vamos a hacer así es.

De ti me he acordado escuchando a María Jiménez, un día al voy a poner mientras hablemos, tengo ganas de reírme contigo y de tus cosas aunque para ti sea una época de estrés.

'Siempre que me confieso me doy la absolución' me encanta por lo simbólico del relativismo que nos envuelve, realtivo será verte o no verte, relativo será lo que pase o no, relativas son las historias que surgen y relativos son siempre sus resultados. Relativa es la vuelta y la ida, y relativas son las historias que llegan. Relativamente sonrojante es verme defendiendo la relatividad.

En realidad me siento como un niño que espera la vuelta al cole, que espera ver a sus amigos, que espera encontrar trabajo, que espera su máster, que espera ver quien se queda quien se va en esa maraña de personaje secundarios que nos acompañan y aparecen y desaprecen, ¿te quedarás, te irás?, ¿querrás quedarte, querrás irte? ¿seré paciente? Preguntas y preguntas, y respuestas cercanas.

Tenerife se va, llega Egipto y luego por fin ese Madrid, Madrid que nunca te quisé pero al final me atrapas por momentos. Pena por dejar esta isla, no, alegría por irme, no, más bien expectación. Se acabó.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

OMFG! No se si aguante hasta el 8 sin leer nada en el blog y espero ke publikes mis sugerencias XD jajaj no puedo esperar x la web XD awww t vas a egipto ¬¬ y eres de madird ke envidia y yo ke me conformo con mexico XD jajajaj, me encanta lo ke escribes!!! =D Omar Glz.

ContradictioN dijo...

estoy leyendo nene... ;)
I've missed you 2!
nos vemos en nada... muaa!