miércoles, 5 de noviembre de 2008

Obama gana!



Obama ha conseguido el reto y es desde hoy el presidente electo de la democracia más importante de este planeta. Europa lo quería y el resto del mundo, ahora se encuentra una herencia que es un dardo envenenado y con la que tendrá que poner a prueba su habilidad más allá de las palabras adecuadas y el carisma, la imagen puede que valga para ganar elecciones pero desde luego no gobierna. Ese será su reto, buscar un camino para los dos conflictos en los que anda metido el país y otros aliados, y además reconducir una economía rota. Obama cuenta con una corriente inmensa de simpatía que no le pondrá las cosas fácil, una cosa es hablar de cambio constantemente y otra diferente es ejecutar ese cambio en momentos donde el dinero escasea; la ilusión puede convertirse en rápida desilusión si quienes les han apoyado no son capaces de percibir un esfuerzo con resultados de su equipo.

Por otro lado nadie debería engañarse, a pesar del cambio que supone tener un negro en la Casa Blanca, la sociedad americana sigue dando muestras preocupantes de conservadurismo. Varios senadores han sido ampliamente reelegidos después de campañas muy duras y homófobas, y algunas leyes que se votaban para restringir el matrimonio a un hombre y una mujer han resultado aprobadas, California no permitiría estos matrimonios ahora por escaso margen. Es el deber de Obama girar en algunos aspectos hacia el simple respeto y la convivencia, olvidando la política de Bush que se empeñaba en que todos vivieran siguiendo sus directrices morales. Sería un gran desastre que Obama se derechizara aún más y se conviertiera en un republicano descafeínado en cuestiones morales, tendrá que demostrar su fuerza en los futuros nombramientos para el Tribunal Supremo que tienen en su mano asuntos importantes.

Obama puede que haya sido un hype mediático, y puede también que su cara amable y su porte lo hagan atractivo, y le den ese perfil de persona seria y buen gobernante; pero su trabajo será una oportunidad perdida sino intenta convertir a EEUU en un lugar más moderno y aperturista. De momento nos hemos librado de los republicanos, pero no creo que debamos esperar grandes milagros más allá de lo agradable que resulte ver a Obama en pantalla.

No hay comentarios:

Archivo del blog