jueves, 20 de noviembre de 2008

The Ting Tings Live (Sala Joy 19 Nov)

A las 20,30 estábamos Bea y yo bastante cerca del escenario hablando de nuestras cosas, la sala parecía que se iba llenando lentamente y en unos pocos segundos casi sin darnos tiempo a observar a quienes nos rodeaban, apareció una telonera que yo desconozco. Iba con un vestido de leopardo y un pelo que parecía haber sufrido muchas guerras con las planchas y el secador. La mujer, porque debajo de ese look parecía un tanto viejuna y víctima de muchas noches de fiesta. iba acompañada de un chico semiguapo con sombrero a la guitarra y otro feucho con el ordernador. Y empezó, y la verdad la gente pasó completamente y no molaba mucho, tenía 0 que ver con los Ting Tings, en un punto dijo ella 'espero que la espera esté siendo mejor con nosotros cantando' y consiguió un tibio 'bueno, sí...ejem' y nos lanzó un 'por favor no me digáis que no'. Total cuando esto acabó aún faltaban minutos para ver a quienes estábamos deseando, una china o japonesa empezó a moverse por el escenario arreglando cosas y probando instrumentos...

Mientras mi amiga estaba encantada con un alemán que estaba justo detrás, delante unas chicas pijimodernas estaban acompañadas de un chico con rastas que esperaba a que aparecieran Ting Tings para encender su porro, y a mi izquierda un grupo de lesbianas modernas hiperpesadas con su reflex y apoyadas en el borde, lo que les costó al final una minibronca de la gente que no podía ver.
Y pasaba una media hora larga cuando aparecieron, y de repente todos explotamos, bueno no todos! Porque había gente que parecía que estaba descolocada, entre ellas una lesbiana de las de ese horrendo grupo que estaba más preocupada de su cerveza que de hacer un intento por emocionarse. Eso contrastaba con un señor de unos 50 años acompañado de su mujer que estaba muy emocionado, y eso me recordó que para ser un moderno no hace falta vestirse como él, hace falta apreciar de verdad lo que es moderno, la lesbiana de libro era una aburrida y el señor lo más. Yo por mi parte me emocioné muy rápido y empecé a saltar, a moverme, a que mi cabeza diera movimientos locos...Y ellos, los protagonistas estuvieron geniales, con una puesta en escena sencilla, la batería y las diferentes guitarras electrónicas que iba usando Katie White. Ella llevaba un vestido gris que le quedaba guay, en general cantó bien y tenía una energía y una fuerza moviéndose; y Jules De Martino estaba genial con la batería, y con su look y con todo, serían las gafas o algo pero a mi pareció muy atractivo....Abrieron con 'We Walk' y gastaron los 10 temazos del disco con fuerza. Cuando apenas quedaban un par se fueron para aparecer al rato Jules en plan simpático y nos dijo que Katie se encontraba regular, pero nada volvió....Jules decía unas cuantas palabras en Español y nos grabó saludando a UK....Geniales con 'Shut Up and let me go', cerraron como no podía ser de otra forma con 'That's not my name' y yo terminé con una sonrisa muy grande, con mi camisa por fuera, con mi corbata de moderno mal colocada....el mundo de Alicia se me acabó cuando la cola para el ropero era enorme, pero me dio tiempo a saludar una esas geniales personas que me leen jajaja, te mando otro saludo; y seguí con mi amiga Bea, los dos con hambre hacia un Vips. Lo próximo Iván Ferreiro, en el camino la pena de no poder ver a Christina Rosenvinge. 8,5

No hay comentarios:

Archivo del blog