lunes, 26 de enero de 2009

Franz Ferdinand - Tonight


Franz Ferdinand tenían el dilema de no saber qué hacer para este tercer disco. Después de un aclamadísimo debut se encontraron con un menos caluroso recibimiento de su segundo intento, ahora ha pasado mucho tiempo desde entonces. El panorama pop e indie se ha ido transformando y ha visto venir e irse a muchas bandas,a veces me da la impresión de que el rollo moderno ha acabado convertido en otra forma de comercialidad. Se consumen los hypes, se buscan cosas nuevas a ver quién encuentra lo más raro y se van dejando de lado propuestas interesantes porque ya son viejas y eso se supone no es guay. Pero a pesar de llevar cierto tiempo yo no voy a penalizar eso a FF ni tampoco voy a acusarlos de ser algo eclécticos y faltos de conceptos unitario en un disco que está hecho para la noche. Quizá a este disco le ocurra lo mismo que al también tercero de los Kaiser Chiefs, y acabe siendo infravalorado pero mientras tanto vamos a ver que nos podemso encontrar.

De 'Ulysses' ya se ha dicho que no es tan inmediato como otros singles y por ello acabará pagando en las listas de singles de Uk, pero a mí aún así me parece un muy buen tema. 'Tur it on' tiene unos toques algo piscodélicos con unos arreglos que aparecen y desaparecen, y por lo demás es un tema muy de FF. 'No You Girls' es de los mejores en donde vienen a decir que las chicas no saben hacer sentir a un hombre, el estribillo machacón y unas buenas guitarras hacen de este un temazo. 'Send hin away' empieza con una melodía más hipnótica para volver luego a territorios más familiares aunque no se desprenda totalmente de ese encanto, es un tema más que correcto. 'Twilight Omens' es otra de las canciones irresistibles que esconde el disco, con un toque que recuerda en cierta forma al country, podría pertenecer a la banda sonara de True Blood. 'Bite Hard' toca más el electro y se convierte en una buena pieza de pop, igual esto es lo que les quedo después de los fallidos coqueteos con Xenomania.


'What she came for'
supone un descenso de la energía y un toque más pausado al principio pero que acaba con un despertar y con más ritmo. 'Live Alone' vuelve al campo quizás más pop. 'Can't stop feeling' es un casi perfecto tema de pop, con unos arreglos y un ritmo genial que nos recuerda lo mejor de FF. 'Lucid Dreams' con sus casi 8 minutos es para mi lo más sobre todo al final. 'Dream Again' se queda en un camino a medias entre la mística y el pop y cierra la acústica 'Katherine kiss me'.


Se podrán decir muchas cosas de este disco, pero una de ellas no podrá ser que es malo, se les podrá acusar de no saber exactamente qué hacer pero no se podrá decir que son incapaces de crear temazos. Esta pueda ser una excelente transición y veremos que está por venir, si finalmente se adentran más en el pop con toques electros o en el formato acústico. Eso sí, este es un disco notable. 8

No hay comentarios:

Archivo del blog