miércoles, 21 de enero de 2009

ZP y el voto joven.



Y a mitad de semana y en medio de ese aluvión de imágenes que nos trae el ya por fin presidente Obama, conviene fijarnos en el nuestro. Aturdido en su propia mediocridad y apoyado en la ineptitud conservadora, con datos y previsiones que superan los peores augurios. Zapatero y su gobierno han pasado de vivir en el mundo de Alicia a ser ahora los dueños de un mundo oscuro y lleno de pesimismo y alarmas. En el camino han endosado el plan Bolonia sin consultar con alumnos ni tener en cuenta a los sectores universitarios, sólo buscando la complacencia europea. Ahora que está aprobado y poniéndose en marcha, quieren dialogar, esa es la verdadera mentira de ZP, el hablar cuando el quiere y de lo que quiere sin posibilidad alguna de que el resultado cambie, un engaño a todos. Y más aún las nuevas medidas a la francesa que quiere imponer el prepotente ministro de cultura para evitar la piratería. En fin, si bien es cierto que los conservadores son una pésima opción no conviene nada caer en esa tentación de creerse que los socialistas son la salvación, pues en esa afirmación estará el principio del fin. La crítica es necesaria, y esta izquierda gobernante está errando y mucho, no es bueno que den por sentado el voto joven por el que poco están haciendo. El PSOE debe empezar a ser consciente de que para mantener esos votos sus políticas deben ser más innovadoras, más inclusivas y mucho más imaginativas. Por el momento todo es gris y la sangría sólo tiene pinta de dispararse, eso sí, sin que el eterno líder opositor sea capaz de capatalizar nada, bastante tiene con sus problemas internos, de su partido, y de su estómago que cada día ocupa más pantalla.

No hay comentarios:

Archivo del blog